El filete y la ventana (parte 1): lleva a su marido a cenar a casa de su nueva jefa... no terminó como ella esperaba

Salón Gourmet de Madrid, comida, chuleta, chuletón, filete
EUROPA PRESS
Actualizado 18/01/2018 19:40:46 CET

   EDIZIONES, 18 Ene.

Esta es una de las mejores historias que hemos contado en Desconecta. Al menos, una de las más graciosas. Y no, no está sacado del guión de una película, es un hecho cierto que le pasó a una pareja. A ella su nueva jefa le invitó a cenar a su casa. La mujer, obviamente, llevó a su marido. Ella quería causar una buena impresión a su nueva jefa, pero en la cena ocurrió algo que... El marido lo cuenta en Reddit:

Anoche, la jefa de mi esposa de su nuevo trabajo nos invitó a cenar. En el camino a su casa, mi esposa me reiteró muchas veces lo importante que era dar una buena impresión.

Me burlé y le dije arrogantemente a mi tonta esposa que siempre causo buena impresión.

Su jefa es una mujer soltera de cincuenta y tantos años, así que solo éramos nosotros tres. Charlamos sobre bebidas y ensaladas y parecimos estar realmente pasándolo bien. Ella se rió de mis chistes oportunos y perfectamente apropiados y mi esposa pareció complacida.

Pronto trajo el plato principal, un buen bistec jugoso para cada uno de nosotros. Cuando comencé a cortar el bistec, me desanimé al descubrir lo poco cocinado que estaba este filete.

No me gusta mucho el bistec poco hecho. Prefiero al punto, pero puedo comerlo poco hecho. Lo había dejado muy poco tiempo en la sartén. Probablemente podría haber resucitado a la vaca si lo hubiese intentado. En cambio, me senté allí inquieto con mi cuchillo y tenedor, preocupándome por cómo me iba a escapar sin comer este bistec.

¿Digo que soy vegano? No, ya fingí un gran entusiasmo al ver el bistec.

En ese momento, nuestra anfitriona se fue a la cocina para encargarse de algunos preparativos para el postre. Mientras miraba la lujosa mesa del comedor en la ventana abierta de este tercer piso ... una bombilla de dibujos animados apareció sobre mi cabeza.

Sabía que tenía que ser decisivo, dándome cuenta de que podía regresar en cualquier momento. Me llené de confianza. Agarré el filete con la mano, sacudí suavemente el jugo e hice un lanzamiento perfecto justo en el centro de la ventana abierta.

Aquí está el gran momento. La ventana no estaba abierta. Era la ventana más limpia que jamás hayas visto en tu vida. Es decir, hasta que mi filete se estrelló contra ella y lentamente se deslizó dejando un rastro de jugos sangrientos a su paso.

Mi esposa, que es un bicho raro y no estaba al tanto de mi situación, se dio la vuelta, con la boca abierta, y me miró como si fuera un extraterrestre de otro planeta. Esta mirada luego se transformó lentamente en una expresión más de ira demoníaca que parecía decir "no hay lugar en este planeta en el que puedas esconderte de mí".

La jefa de mi esposa escuchó el golpe del impacto del bistec en la ventana y vino rápidamente. Ella observó la escena, el bistec sentado en el alféizar de la ventana, el rastro de sangre, mi plato vacío, y luego me dio una mirada inquisitiva y desconcertada.

Simplemente no sabía qué decir. El silencio pareció durar un minuto, pero probablemente fueron de 3 o 4 segundos. Finalmente, lo mejor que pude hacer fue "Lo ... lo siento mucho. Soy tan torpe ... No sé ... solo lo estaba cortando ... y ... eso ... ... resbaló ... pregúntale a mi esposa, realmente soy un patoso ... ¿verdad, cariño? ... (no hay ayuda viniendo de esa dirección) ... Lo limpiaré ... No puedo creerlo ... lo siento mucho, etc., etc.

Ambas mujeres continuaron mirándome como si hubiera salido de la basura, mientras limpiaba la sangre de la ventana con mi servilleta de tela, desempolvaba el bistec y continuaba murmurando mi explicación incoherente. Sabía que nadie estaba comprando la historia.

Sabía lo que tenía que hacer. Tímidamente volví a mi asiento y procedí a comer cada bocado de ese repugnante, frío, inmasticable, sangriento y crudo bistec.

Permanecí bastante tranquilo el resto de la tarde. Las dos únicas palabras de mi esposa para mí desde el incidente fueron "Estoy bien".

Actualización: Acabo de recibir la primera comunicacióndespués del "Estoy bien" de mi esposa, a través de un mensaje de texto, que está trabajando ...

"Buenas noticias, [nombre de su jefa] y yo nos hemos reído mucho de lo idiota que eres. Espero que nunca vuelvas a hacer esto. Te quiero, idiota"

La cosa no acaba aquí. Esto sucedió hace dos años, pero hace poco menos de un mes, la mujer escribió su versión. ¡No te la pierdas!