Amistad: Una mujer encuentra que su amigo de la infancia está metido en las drogas y le ayuda a construir una nueva vida

Wanja Mwaura
FACEBOOK/WANJA MWAURA
                 
Actualizado 23/02/2018 13:54:43 CET

EDIZIONES, 23 feb.

La casualidad, o el destino, que dirían algunos, quiso que Patrick Hinga y Wanja Mwaura se volvieran a encontrar en las calles de Wangige, en Nairobi, tras años sin verse. Los dos estaban muy cambiados, más adultos, aunque, sin duda, él era al que la vida había tratado peor.

hinga 1

Patrick Hinga era bastante conocido en Nairobi por comportarse como un loco. Hinga estaba enganchado a las drogas, adicción que le había dejado completamente perdido, sin hogar y bastante descuidado.

hinga 2

Sus problemas con la drogadicción comenzaron ya en el instituto, cuando fue expulsado por fumar cigarrillos y marihuana. Después de aquello, todo lo que podía ir a peor, fue a peor y Patrick descubrió drogas más duras con las que saciar su dependencia.

hinga 5

Su madre, que nunca lo dejó de lado, en un intento por controlar sus malos hábitos, lo llevó a un hospital psiquiátrico donde era medicado y tratado como un enfermo mental. Patrick no soportaba aquello y en varias ocasiones se escapó de aquel lugar para seguir drogándose hasta que decidió quedarse a vagar por las calles.

hinga 6

Un buen día, allí mismo, en la calle, Patrick se reencontró con una antigua compañera de colegio llamada Wanja. Con ella, Patrick se abrió por completo y expresó sus deseos de salir de aquella situación y comenzar una vida nueva. Wanja lo escuchó y decidió ayudarlo.

hinga 3

Lo primero que hizo fue apuntar a Patrick a un centro de rehabilitación y acudió a las redes sociales para pedir donaciones que sufragaran los costos de su tratamiento.

hinga 7

A continuación, le dio a Patrick las herramientas para valerse por sí mismo, ayudándolo a comenzar su propio negocio,'Hinga's Store', una tienda que regenta con su madre.

hinga 10

hinga 8

Hoy Patrick es un hombre nuevo, en muchos sentidos. No sólo ha conseguido desintoxicarse y alejarse de los malos hábitos; su aspecto físico es casi irreconocible.

hinga 13

hinga 14

Él sabe que su increíble transformación se lo debe a la segunda oportunidad que la vida le ha dado y que Wanja ha sabido ayudarle a encontrar. "Siento que soy un hombre nuevo. Rezo cada día pidiendo a Dios que me libere para que no vuelva a la vida de las drogas", dijo a Daily Nation.

hinga 16

hinga