(Ampl) El Ibex sube un 1,72% y recupera los 8.700 puntos espoleado por Alemania y Francia

E Ibex sube a media sesión
EUROPAPRESS
Actualizado 05/12/2011 19:08:02 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ibex 35 se ha anotado una subida del 1,72% que le ha impulsado a la cota de los 8.700 puntos, espoleado por los avances de Alemania y Francia de cara a la unidad fiscal de la Eurozona y por los ajustes económicos aprobados por Italia.

El selectivo madrileño ha sellado la sesión en los 8.705 enteros, apoyado en las ganancias de la mayoría de valores, sobre todo de pesos pesados como BBVA (+2,74%) y Santander (+2,52%). En el lado de las pérdidas se han quedado a solas FCC (-0,54%) e Inditex (-0,47%).

El optimismo de los inversores sobre los avances europeos hacia la integración fiscal y sobre las sanciones a los países que incumplan los objetivos de déficit esbozados tras el encuentro franco alemán ha relajado las primas de riesgo de España (296 puntos) e Italia (381 puntos) al cierre.

En el resto de principales plazas del Viejo Continente también han cundido las compras, pero en menor medida que en Madrid y Milán (+2,9%). París ha sumado un 1,3%, y Francfort y Londres, en torno al 0,4%.

En el mercado de divisas, el euro ha recuperado posiciones respecto al dólar y al término de la jornada bursátil en Europa el cambio entre las dos monedas marcaba 1,3461 'billetes verdes'.

El analista de XTB Pablo del Barrio destaca que las ganancias cosechadas por el Ibex desde la pasada semana pueden prolongarse en los próximos días, plagados de encuentros que podrían servir de catalizadores, como la reunión del BCE del próximo jueves y la Cumbre europea del viernes.

En este sentido, apunta que los mercados acogerían favorablemente un recorte de los tipos de interés por parte del BCE hasta el 1%, tal y como dan por descontado la mayoría de expertos, así como cualquier paso adelante en materia de acuerdos políticos europeos.

Del Barrio apuesta sin embargo por mantener la cautela, ya que el verdadero detonante de una subida a medio plazo debe ser una ampliación de las competencias del instituto emisor europeo al estilo de la Reserva Federal estadounidense (Fed), iniciativa que no es bien acogida por Alemania.

A su parecer, la solución pasa por que el BCE duplique o triplique la compra de bonos de países europeos, o porque la autoridad monetaria y otros bancos centrales presten dinero al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que éste se encargue de comprar deuda europea.