Caixa Catalunya cree que el sector inmobiliario español ha finalizado su ajuste

 

Caixa Catalunya cree que el sector inmobiliario español ha finalizado su ajuste

Actualizado 25/11/2009 21:26:26 CET

No prevé mayores caídas de precio, empleo, demanda ni financiación, aunque persistan excedentes

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Estudios de Caixa Catalunya considera que el ajuste del sector inmobiliario está "en un grado muy avanzado" de ajuste, por lo que no prevé más caídas significativas de precios, empleo, demanda ni financiación, explicó el director del estudio, Josep Oliver.

Con todo, la caja de ahorros prevé un escenario de demanda de 220.000 viviendas anuales en España entre 2010 y 2015, frente a las alrededor de 500.000 del punto álgido de la burbuja inmobiliaria. En Catalunya, la demanda en este periodo será de 40.000 viviendas anuales.

En un escenario de paro "estabilizado" del 17,5%, Oliver calculó que pueden destruirse entre 30.000 y 40.000 empleos más, pero señaló que el sector de la construcción ha tocado fondo, y mientras en algunos lugares de España se mantiene el excedente de vivienda, en otros ya se empieza a recuperar la actividad lentamente, incluso la compra de suelo. Es el caso de Barcelona y Madrid, donde en algunas áreas están volviendo a subir los precios.

Caixa Catalunya calcula que en 2010, el volumen de viviendas sin vender en España será de entre el 2,5 y el 4,2% del stock total --según la hipótesis media o la alta--, lo que se traduce en entre 639.000 y 1,07 millones de pisos. Este 2009, la caja sitúa el excedente entre 657.000 y 1,04 millones de viviendas (2,6%-4,1% del stock total).

En 2008, las autonomías con más viviendas por vender eran Murcia (5,5% del stock total), Castilla-La Mancha (4,3%) y Andalucía (3,1%). Catalunya estaba en la media, con un 2,6% del stock total de la comunidad, y el mayor sobrante en la provincia de Tarragona.

El director de la división inmobiliaria de Caixa Catalunya, Eduard Mendiluce, destacó que, al margen de las medias, "la fiesta va por barrios", y que mientras algunas zonas todavía acusan el exceso de construcción del pasado, otras ya están absorbiendo las existencias.

Mendiluce auguró que el alquiler tendrá más peso en el futuro en España, aunque la compra seguirá prevaleciendo. Calculó que podrá situarse en un 60-40%, en vez del 85-15% actual. Actualmente, la caja de ahorros está cerrando cada semana entre 20 y 30 operaciones de compra y entre 30 y 40 de alquiler.

Además, ha reducido el ritmo de adjudicaciones por impago de clientes con hipoteca, y prevé absorber la cartera de viviendas en unos cinco años, y la de suelo en algo más de tiempo.

Entre los desequilibrios a resolver está la reducción del endeudamiento de las familias, que la caja de ahorros prevé "lento", hasta el punto que hará falta esperar hasta 2020 para bajar 20 puntos, hasta el 116,3%, desde el máximo de 2007 (136,8%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies