La subcontratación se multiplicó por cuatro en la última década y sumó 24.653 millones en 2005

Actualizado 18/06/2006 13:24:10 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La subcontratación de obras de construcción se multiplicó por cuatro en la última década (1995-2005) hasta sumar un importe de 24.653 millones de euros durante el pasado ejercicio, cuando representó casi un tercio (el 29,3%) de la producción total del sector, según la memoria anual de la patronal de grandes constructoras Seopan.

La mayor parte de la subcontratación del pasado año se registró en la edificación, donde se cedieron trabajos por 15.222 millones, importe equivalente al 61,7% del total y que supera en un 13% al del ejercicio 2004.

En cuanto a la obra civil, los trabajos cedidos a otras empresas supusieron un total de 9.421 millones, el 38,2% del global y un 9,6% más que en la anualidad precedente.

De esta forma, las subcontratas de la construcción han pasado a representar el 18,6% del total de negocio en 1995 hasta casi alcanzar el 30% el pasado año. En el caso de la edificación, la progresión es de casi nueve puntos porcentuales (desde el 20,4% hasta el 29%), mientras que en obra civil se eleva en 13,1 puntos (desde el 16,1% hasta el 29,8%).

En el conjunto de los diez últimos años, la construcción ha subcontratado trabajos por un importe global de 160.611 millones de euros, de los que 95.376 millones correspondieron a labores de edificación y los 62.655 millones restantes a la obra civil.

FLEXIBILIDAD Y ESPECIALIZACION

En su estudio, Seopan atribuye la "apreciable intensidad en subcontratación" que la actividad constructora registra a la necesidad de conciliar la flexibilidad de las obras con actividades altamente especializadas en distintos oficios.

También apunta a la cesión de obras como solución para compatibilizar las distintas necesidades de producción y localización geográfica inherentes al negocio constructor con la dimensión óptima de la empresa para acometer los distintos proyectos.

Así, según la patronal, la subcontrata constituye "una de las claves del desempeño empresarial del sector", siempre entendida como la parte de los trabajos que no son ejecutados con medios materiales o personales propios de la empresa a la que se adjudican directamente los trabajos, y que se ceden a otras empresas, si bien el contratista original mantiene la responsabilidad final y su coordinación total.