El consumo de cemento caerá un 35% en 2009, el mayor descenso de la historia, por el parón constructor

 

El consumo de cemento caerá un 35% en 2009, el mayor descenso de la historia, por el parón constructor

Actualizado 16/07/2009 13:57:12 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consumo de cemento en el conjunto de 2009 se situará entre los 27,8 y los 28,6 millones de toneladas, lo que supone un descenso de hasta el 35% respecto a 2008, la mayor caída de su historia, como consecuencia de la crisis de la construcción, fundamentalmente la residencial, informó hoy el presidente de la patronal cementera Oficemen, Jean Martín-Saint-Leon.

De esta forma, el sector volverá a niveles similares a los de 1997, previos al 'boom' del sector residencial, y encadenará su segundo año consecutivo de descensos récords, tras el de 24% que se anotó en 2008.

Además, la patronal cuenta con sumar en 2010 un tercer ejercicio de caídas en el consumo de este material de construcción. El presidente de Oficemen declinó avanzar datos concretos, pero aseguró que las cementeras asumen que también "será un año muy difícil, de caída de actividad".

Estas caídas contrastan con los récords de incremento de consumo registrados entre 1997 y 2007, ejercicio este último en que la actividad constructora absorbió 56 millones de toneladas de cemento.

En cuanto a 2009, en la primera mitad del año el consumo de cemento cayó un 40,4% en comparación con el mismo periodo de 2008, hasta los 14,36 millones de euros, tras una reducción del 20,6% en junio.

En este primer semestre, la producción en la plantas radicadas en España descendió un 38%, hasta los 14,62 millones de toneladas, en tanto que las exportaciones se elevaron un 51,5%, hasta los 1,47 millones de toneladas.

Las importaciones se situaron en 1,39 millones de toneladas, un nivel que la patronal considera aún elevado dada la situación del mercado nacional, pese a que suponen un descenso del 71,5% en comparación con un año antes.

Según Oficemen, la industria cementera está trabajando al 50% respecto a su capacidad de producción total. "El sector está haciendo un importante esfuerzo para mantener las plantas activas y preservar el empleo", garantizó Martín-Saint-León, que no obstante reconoció que el mayor ajuste relacionado con el cemento se registra en los empleos indirectos, fundamentalmente en el transporte.

Ante esta coyuntura, Oficemen tiene su confianza puesta en los planes de infraestructuras previstos por el Gobierno. "No será con la vivienda con lo que el sector cementero recupere la actividad en los próximos meses", lamentó. La edificación supone el 55% del cemento que se consume, un 29% en el caso de la residencial.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies