Mejorar la calificación energética de un edificio puede ahorrar un 76% de costes a los propietarios

 

Mejorar la calificación energética de un edificio puede ahorrar un 76% de costes a los propietarios

Actualizado 25/11/2009 20:01:29 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Mejorar la calificación energética de un edificio puede ahorrar un 76% en costes a los propietarios, lo que podría suponer un ahorro de 5,36 euros por metro cuadrado, según un estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid y promovido por la Fundación Asprima, Gas Natural, Uponor y Ursa-Pladur.

La calificación energética de los edificios admitida por el Código Técnico de la Edificación es similar a la de otros productos, como los electrodomésticos, puesto que la más alta es la A y la más baja, la E. Teniendo esto en cuenta, el estudio asegura que una familia que viva en una vivienda tipo B de 90 metros cuadrados en un año se podría ahorrar 482 euros en luz y gas frente al gasto de una vivienda tipo E.

El estudio afirma que este dato es también "fundamental" en términos de sostenibilidad ambiental, ya que el ahorro en emisiones de CO2 sería de casi 30 kilogramos por metro cuadrado al año. Así, para un piso de 90 metros cuadrados el ahorro de una vivienda B sobre una E sería de 2.700 kilogramos de CO2 por año.

Para realizar el informe, se han evaluado los costes constructivos y consumos energéticos de un edificio ya construido. El escenario escogido fue Vallecas 08, un edificio de viviendas sociales, situado en la calle Almonte de Madrid, compuesto por 143 viviendas, en bloques de cinco plantas, en manzana cuadrada y con las cuatro orientaciones posibles.

Se han estudiado todos los materiales presentes en el edificio, estructuras y componentes, tanto de construcción, como de aislamiento, de consumo energético o de confort y se ha evaluado cómo se podría modificar dicho edificio para que obtuviese una calificación energética mejor. Además, se calcula cuánto cuesta esa modificación y cuánto ahorro en términos energéticos y económicos supone esa mejor calificación.

Según el presidente de Asprima, José Manuel Galindo, el objetivo es que el promotor pueda tomar la decisión empresarial de construir un edificio con una solución de componentes integrada que garantice que la inversión va a redundar en un edificio con una calificación energética asegurada y que suponga un ahorro de costes energéticos.

Asprima quiere poner de manifiesto la importancia que tienen las tareas de I+D+i, en especial las de innovación, dentro de un proyecto de promoción inmobiliaria, así como la dirección que ha de tomar el nuevo modelo hacia la responsabilidad social empresarial en materia de sostenibilidad medioambiental.

De hecho, el reto que el sector inmobiliario quiere afrontar de cara al futuro es conseguir que los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética pasen a ser considerados estratégicos en el proceso empresarial de toma de decisiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies