La morosidad de créditos para rehabilitación alcanzó el 3,18% en 2009, por encima de la hipotecaria

Actualizado 28/03/2010 14:00:02 CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La morosidad de los créditos concedidos para la rehabilitación de viviendas se situó en el 3,18% en 2009, hasta los 967 millones de euros, por encima de la dudosidad de los préstamos hipotecarios (2,82%), según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

Además, la morosidad de estos créditos al cierre de 2009 fue superior a la registrada un año antes, cuando no pasó del 2,6% del total, y se situó en 744 millones de euros.

Destaca en este sentido, que el presupuesto de ejecución de las obras de reforma y restauración de viviendas disminuyera en 2009 respecto al año anterior, pese a que aumentaron los proyectos ejecutados, esto es, se hicieron más obras, pero de menor coste.

Así, según datos del Ministerio de Fomento, los visados de dirección de obras de reforma y/o restauración de viviendas se situaron en 31.789 unidades en 2009, lo que supone un incremento del 10,6% respecto a 2008.

Por el contrario, el presupuesto de estas obras se situó en 1,42 millones de euros, un 2,97% menos los que los 1,47 millones de presupuesto con los que se cerró 2008.

Con todo, el Gobierno sigue confiando en que las obras de rehabilitación y reforma de edificios pueden ser la 'tabla de salvación' a la hora de mantener la actividad en el sector a la espera de que se absorba el 'stock' de viviendas y el sector vuelva al tajo.

PICO Y PALA CON LA REHABILITACIÓN.

Así, en el Decreto Ley que prevé aprobar el próximo martes el Consejo de Ministros, fruto de los llamados 'Acuerdos de Zurbano', el Gobierno introduce beneficios fiscales en caso de obras de rehabilitación y reforma.

La última novedad es que establecerá una deducción en el IRPF por la rehabilitación de viviendas para rentas de hasta 39.407,20 euros, según el reciente documento remitido a los grupos parlamentarios.

En el texto anterior sólo se especificaba que la deducción sería del 10% en las rentas inferiores a 33.007 euros y que iría decreciendo hasta su desaparición. En la nueva propuesta se fija el límite en 39.407,20 euros.

Además, la deducción tendrá un límite máximo de 4.000 euros anuales por vivienda y que, al poder deducirse las cantidades excedentes en los cuatro ejercicios siguientes, podrían ascender a un máximo de 12.000 euros.

Asimismo, el Ejecutivo aprobará una reducción del IVA "para todo tipo" de obras de mejora de vivienda hasta del 31 de diciembre de 2012, cuyas facturas tributarían al tipo reducido, del 8% a partir de julio, así como la ampliación del concepto de rehabilitacíon estructural a efectos de IVA definiendo las obras análogas y conexas, con el fin de recortar los costes fiscales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies