La nueva línea de avales para la compra de viviendas protegidas empezará a funcionar en el mes agosto

Actualizado 16/07/2009 16:55:04 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nueva línea de avales para la compra de viviendas protegidas empezará a funcionar el próximo 1 de agosto, después de que la próxima semana se firme con las entidades financieras colaboradoras, según anunció hoy el presidente del Instituto Oficial de Crédito (ICO), Aurelio Martínez, tras la firma del convenio de la nueva línea con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

Sin embargo, el ICO, la entidad que gestionará esta nueva línea, explicó que la línea previsiblemente no empezará a funcionar plenamente hasta el mes de septiembre, ya que el verano no es una buena época para las solicitudes de nuevos créditos.

A través de esta línea, el Gobierno ofrece una cobertura de hasta el 50% del importe de los nuevos préstamos para compra de pisos protegidos, provenientes tanto del nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación (PEVR) 2009-2012, como del stock de viviendas sin vender procedentes de planes anteriores o de la conversión de viviendas libres en protegidas.

La iniciativa, que beneficiará a unas 100.000 familias y tendrá vigencia durante este año y el próximo, tiene también como objetivo incentivar la concesión de nuevos créditos por parte de las entidades financieras y costear la ejecución del nuevo plan estatal. El importe máximo de la línea será de 6.000 millones de euros, con lo que se asegura una cartera de préstamos cuya cuantía máxima total suma 12.000 millones de euros.

Los bancos y cajas que participen deberán tener la consideración de entidades colaboradoras del PEVR para poder adherirse a la nueva línea y firmar con el ICO los correspondientes contratos que regularán las condiciones que deben reunir los préstamos hipotecarios, así como los requisitos para la solicitud de la cobertura financiera.

La duración de la cobertura, tal y como dijo Corredor, será temporal y distinta en función del volumen de nuevas hipotecas de vivienda protegida. En concreto, será de seis años para aquellas entidades que incrementen su cartera de nuevos préstamos convenidos del PEVR en, al menos, un 10% con un mínimo de cinco millones de euros, y de cuatro para el resto de entidades.

Asimismo, será variable en función del grado de compromiso de las entidades de crédito con la financiación de compra de vivienda protegida. El límite de cobertura será del 2% de la cartera total financiada por cada entidad de crédito, aunque se ampliará al 3% para las entidades colaboradoras preferentes (aquellas que han concedido préstamos para la adquisición de VPO por importe superior a 75 millones o que hayan incrementado su volumen de cartera en una cuantía superior a los 20 millones).

Corredor calificó la nueva línea de "importante, novedosa y oportuna", mientras que el presidente del ICO aseguró que incentivará a los bancos y cajas a conceder más crédito, facilitará a las familias el acceso a las viviendas protegidas y contribuirá a dinamizar el mercado inmobiliario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies