Economía/Vivienda.- El precio de los pisos debe caer un 20% para compensar el fin de la desgravación y la subida del IVA

Viviendas
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 13:18:34 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El precio de la vivienda debería caer entre un 10% y un 20% para compensar a los potenciales compradores por la desaparición de la desgravación en el IRPF por compra de un piso y el previsto aumento del IVA que grava la compraventa de vivienda nueva, desde el 4% hasta el 10%, a partir de enero de 2013.

Este es el cálculo de Idealista.com fruto del análisis realizado para determinar la conveniencia de adquirir una vivienda antes de que enero se supriman estas ventajas fiscales.

El portal de intermediación inmobiliaria concluye que el precio de una casa nueva tendría que caer entre un 10% y un 20% para compensar la pérdida de ingresos que supondrá adquirirla con un mayor IVA y sin desgravación, en caso de que el piso se compre en solitario.

Para compras en pareja, el abaratamiento de la vivienda a partir de enero debería situarse entre el 15% y el 20% para amortiguar el fin de las rebajas fiscales.

En este sentido, Idealista apunta que si bien la mayoría de los expertos confía en que el precio de los pisos siga bajando a corto plazo, no está claro que esta nueva caída compense los ahorros fiscales que se suprimen.

Según recuerda el portal, comprar ahora un vivienda nueva puede arrojar un ahorro del 6% en el pago del IVA. En el caso de la deducción en el IRPF, garantiza el cobro del 15% de las cantidades abonadas (hasta un máximo de 9.040 euros).

Así, para una casa nueva de unos 250.000 euros de precio, la subida del IVA supondrá pagar un total de 25.000 euros, 15.000 euros más que hasta ahora. Además, con la desgravación, teniendo en cuenta que se financia con una hipoteca al 80%, a 25 años y a un interés medio del 4%, arrojaría un ahorro de 33.900 euros.

Por todo ello, el análisis de Idealista concluye que sería preciso que la vivienda se abaratara hasta un 20% a partir de enero para compensar el impacto del fin de las rebajas fiscales.