Garrigues cree que la actual ética empresarial está "mercantilizada" y no puede ser la base de RSC

Actualizado 10/05/2007 16:56:40 CET

En una Jornada sobre Gobierno Corporativo y Buenas Prácticas de Altadis y 'Nuevo Lunes' aboga por conceptos como virtud y sacrificio

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Ortega y Gasset y del bufete Garrigues Abogados, Antonio Garrigues, consideró hoy que el actual concepto de 'ética' en las organizaciones y las empresas es "indoloro" y está "mercantilizado", debido a que el verdadero sentido del concepto pasa por incluir palabras como "virtud o sacrificio".

Así se manifestó esta mañana el también presidente de la Cátedra Garrigues, que explicó que más que un concepto, la ética es un valor que actualmente se ejerce de manera "indolora", es decir, sin sacrificio: un tipo de ética en la que, a su juicio, "no puede basarse la RSC de las empresas".

"Si éstas se ven obligadas a hacer RSC por no quedar fuera del nuevo mercado, al menos que tenga beneficios para la propia empresa, pero también para su entorno", algo que requiere de un esfuerzo, y por tanto la ética practicada no será "indolora", explicó durante su intervención en la Jornada 'Gobierno Corporativo y buenas prácticas: creación de valor para las empresas', organizada en Madrid por el diario 'El Nuevo Lunes' y Altadis.

En la misma línea, apostó por medidas para medir esta RSC y este sacrificio ético de las empresas, porque "todo lo que se mide, mejora y todo lo que no se mide empeora". Ocurre con algunos ejemplos, como los 'planes estratégicos' de las empresas, que --recordó-- "sólo funcionan si existe un seguimiento".

Aspectos de la ética como los religiosos también influyen en el concepto de ética actual, porque además éste tiene, muchas veces, connotaciones culturales, dependiendo de la época e incluso de los países y por supuesto de las religiones: la ética protestante alaba y ensalza la riqueza, mientras que en la católica se desprecia ésta y se aboga por la pobreza. La comprensión de concepto es complicada y cambia dependiendo de muchos factores.

Ante casos de corrupción --que fue otro de los temas que trató Garrugues en su intervención --éstos avanzan y aumentan continuamente, pese a los esfuerzos que se están realizando a través de ONG como Transparencia Internacional, y ante ello, Garrigues criticó la "doble moral" y el "cinismo" que rodea a estas acciones y el gran reto que supone luchar contra estas prácticas. Afortunadamente, la ética "está de moda", --añadió-- indolora o no, y aunque muchas veces ésta sea sólo un concepto.

RIESGOS A AFRONTAR

Por su parte, el presidente de la consultora Deloitte en España, Carlos González, se refirió a los riesgos que actualmente enfrentan conceptos como la ética, la transparencia e incluso la responsabilidad social, entre ellos, la consideración de que la ética es "ingenua" y "poco útil" en un mundo tan competitivo.

Pero estos riesgos, explicó, se extienden en general al mundo de la empresa y pasan también por el desequilibrio entre los diferentes grupos de interés de la empresa, la focalización en el corto plazo, la falta de apoyo a los comportamientos éticos de los empleados y un concepto erróneo de liderazgo, con figuras como los 'workalcoholics' --adictos al trabajo-- que llevan a sus equipos a trabajar muchas horas seguidas "porque ellos mismos no saben hacer otra cosa".

A su juicio, la ética, la transparencia, las buenas prácticas en la gestión y el gobierno corporativo y la RSC, como término más general, tienen ya, sin ningún género de duda, una "rotunda rentabilidad" y es necesario concentrar esfuerzos de todas las partes, conocer y controlar los riesgos, fomentar la transparencia y el diálogo y fortalecer el gobierno corporativo y los principios éticos.

Durante la jornada, en la que también participaron representantes de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y empresas como Banesto, Acerinox, Inditex o Unión Fenosa, se debatió también sobre la utilidad de los códigos de buen gobierno, la transparencia no sólo de las empresas sino también del sector público, el mercado financiero, e incluso los partidos políticos, y de la globalización y sus problemas y oportunidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies