Abertis aprueba la fusión con Autostrade y prevé que sea efectiva en noviembre

Actualizado 30/06/2006 22:01:39 CET

Fainé dice que 'La Caixa' incrementará su participación accionarial en el futuro grupo

BARCELONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La junta extraordinaria de accionistas de Abertis aprobó esta tarde el proyecto de fusión con la concesionaria italiana Autostrade, con la presencia del 75,33% de los accionistas. La operación recibió también el visto bueno por parte de los accionistas de Autostrade, en una junta celebrada en Roma esta mañana.

El presidente de Abertis, Isidre Fainé, mostró su confianza en que la fusión sea una realidad en "noviembre", con efectos contables a 1 de enero de 2006. "La junta de hoy es un paso importante, pero aún nos queda trabajo por hacer (...) esperamos convencer en los próximos meses al Gobierno italiano", indicó Fainé en referencia a las garantías que exige el Ejecutivo de Prodi para dar el visto bueno a la operación.

Durante el mes de julio, el proyecto se someterá a aprobación de las autoridades de competencia europeas, explicó el consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany. También se solicitará, simultáneamente, la autorización previa a los ministerios de Infraestructuras y de Economía del Gobierno italiano, como exige el Consejo de Estado de ese país.

El grupo resultante --que se denominará Abertis-- se convertirá en el mayor gigante de las autopistas del mundo, con una capitalización bursátil de 24.000 millones y una red de peaje de 6.713 kilómetros en 16 países. La compañía, que cotizará en las bolsas de Madrid y Milán, tendrá negocios en autopistas, aparcamientos, telecomunicaciones, aeropuertos y logística. Su sede estará en Barcelona.

'LA CAIXA' INCREMENTARÁ SU PARTICIPACIÓN.

Fainé explicó la intención de 'La Caixa' --segundo accionista de Abertis, tras la constructora ACS-- de incrementar su participación en la futura compañía resultante. "Recomendaré a 'La Caixa' comprar acciones (...) Las autopistas es un tema estratégico en el que queremos tomar posiciones. Autopistas es un valor no especulativo y nosostros hemos sido tradicionalmente inversores a largo plazo", indicó.

La futura compañía resultante de la fusión estará participada a partes iguales por los actuales accionistas de Abertis y Autostrade, un equilibrio que se mantendrá en un plazo de tres años, según el protocolo de fusión. Los socios, no obstante, pueden comprar títulos en el mercado o desprenderse de su paquete accionarial, aunque tienen el compromiso de comunicarlo previamente al resto.

Fainé no quiso explicar cuando elevará su participación 'La Caixa', "Esperemos que se produzca la fusión. Nuestro objetivo es participar en este proyecto. Cuando vamos a comprar, no lo voy a decir", afirmó Fainé, ante la insistencia de los periodistas. Por su parte, Alemany afirmó: "Nadie debería decir voy a comprar, porque lo hará más caro".

El consejero delegado reiteró la disposición de Abertis a vender su participación del 13% en la sociedad S28, el grupo que en este momento tiene la mayoría de las acciones de Autostrade y cuyo primer accionista es la familia Benetton. Este paquete equivale al 3,3% de la compañía resultante. La venta de este paquete "agrada" al Gobierno italiano, reconoció Alemany. Sobre el 0,7% que Abertis tiene en autocartera, indicó que la sociedad se desprenderá de este paquete "cuando sea el momento oportuno".

"INTENSOS CONTACTOS" CON EL GOBIERNO ITALIANO.

Los responsables de Abertis, con Isidre Fainé a la cabeza, han matenido intensos contactos en los últimos días con el Gobierno italiano para dar garantías sobre el proyecto. "Queremos acabar el proceso con la plena conformidad de nuestros respectivos gobiernos y daremos todo tipo de garantías para el cumplimiento de los compromisos de las concesionarias y la estabilidad necesaria de su accionariado", afirmó el consejero delegado.

Alemany no quiso concretar qué tipos de garantías han exigido las autoridades italianas y se limitó a decir que las negociaciones con el Ministerio de Industria, el de Economía y el ente gestor de las autopiastas ANAS "nunca van a alterar el valor de la compañía ni la composición de sus socios". "El pacto de fusión está absolutamente establecido", indicó.

Según Alemany, la presencia del grupo constructor ACS --principal accionista de Abertis-- "no es incompatible con la legislación italiana". No obstante, indicó que se otorgará una "prevención" para que la constructora española no tenga ninguna ventaja, como tampoco discriminación, en futuras obras que saque a concurso la nueva Abertis. Alemany negó que la elección de Barcelona como sede del grupo se deba a beneficios fiscales.

CONSEJEROS, TRES AÑOS EN EL CARGO.

La futura sociedad tendrá 22 accionistas, a partes iguales entre Abertis y Autostrade. El consejero delegado será Salvador Alemany y una de las dos presidencias las ocupará Florentino Pérez, presidente de ACS. Fainé, por su parte, ocupará una vicepresidencia. Los consejeros estarán inicialmente en el cargo tres años, cuando se revisarán los acuerdos accionariales, según explicó el secretario del consejo de Abertis, Miquel Roca.

Fainé mostró su disposición a seguir en el futuro en el grupo de infraestructuras. "Tanto Alemany como yo estamos en plena forma y sea como consejero o como director general de 'La Caixa' estaré en este proyecto", indicó a preguntas de los accionistas. Asimismo, reiteró el interés de la primera caja de ahorros de España en el sector de las autopistas. "La Caixa tiene a Abertis como valor estratégico", indicó.

AMPLIACIÓN DE 1.800 MILLONES.

Para hacer frente a la fusión, la junta de Abertis, cuyos primeros accionistas son ACS y 'La Caixa', aprobaron una ampliación de capital por un importe máximo de 1.800 millones de euros. Mediante la emisión de 600 millones de nuevas acciones se llevará a cabo un canje con los accionistas de Autostrade, a razón de 1,05 títulos de Abertis por una acción de la italiana. El intercambio contempla la distribución de un dividendo extraordinario a los accionistas de Autostrade por un importe de 3,75 euros, para mantener el equilibrio de las valoraciones de las dos compañías.

La fusión de Autostrade y Abertis se llevará a cabo mediante la fusión por de la primera por la segunda, con disolución sin liquidación de Autostrade y el traspaso en bloque de su patrimonio a Abertis, que se subrogará en todos los derechos y obligaciones de la concesionaria italiana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies