(Ampliación) La CE amenaza a Microsoft con una nueva multa millonaria

 

(Ampliación) La CE amenaza a Microsoft con una nueva multa millonaria

Actualizado 01/03/2007 19:35:04 CET

El gigante informático rechaza los argumentos del Ejecutivo comunitario y le acusa de intentar regular los precios a nivel internacional

BRUSELAS, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea amenazó hoy a Microsoft con una nueva multa millonaria por cobrar un precio excesivo por la información que suministra a sus rivales para que puedan fabricar productos compatibles con su sistema operativo Windows. Bruselas cree que la mayor parte de estos datos sobre interoperabilidad no contienen innovación, y por ello el precio de la licencia debería ser muy inferior al que exige el gigante informático.

La empresa de Bill Gates tiene ahora un plazo de 4 semanas para responder a estas alegaciones del Ejecutivo comunitario, contenidas en un nuevo pliego de cargos. Transcurrido este plazo, la Comisión puede imponer nuevas multas diarias por incumplimiento de las sanciones impuestas en marzo de 2004, que obligaban a Microsoft a dar esta información sobre interoperabilidad "en condiciones razonables y no discriminatorias".

En caso de imponerse, la nueva multa se añadiría a otras dos que ya ha dictado el Ejecutivo comunitario contra el gigante informático: la primera, en marzo de 2004, por valor de 497 millones de euros por abuso de posición dominante; y la segunda, en julio de 2006, que ascendió a 280,5 millones de euros, por no ofrecer a la competencia suficiente información sobre interoperabilidad. Este caso todavía no está cerrado y Bruselas examina si los últimos documentos presentados por Microsoft son completos y precisos.

El pliego de cargos enviado este jueves se refiere sin embargo al precio que la empresa de Bill Gates quiere cobrar a sus rivales por la documentación sobre la interoperabilidad. "La conclusión preliminar de la Comisión es que no hay innovaciones significativas en la información sobre interoperabilidad y por ello los precios propuestos por Microsoft no son razonables", explicó el portavoz de Competencia, Jonathan Todd, que recordó que la propia empresa había aceptado el principio de que las tarifas debían basarse en la innovación.

Añadió que el Ejecutivo comunitario "no quiere que Microsoft ofrezca gratuitamente los frutos de su investigación", pero ha verificado --con el asesoramiento del consejero independiente designado para este caso y de sus asesores técnicos-- que "la vasta mayoría de la información no es innovadora, e incluso cuando está cubierta por una patente hay tecnología comparable de otras fuentes sin tener que pagar derechos".

El portavoz consideró "lamentable" que, tres años después de la imposición de las sanciones, la empresa todavía no las haya cumplido e insistió en que es la primera vez que ocurre en los 50 años de vida de la política de competencia europea. Subrayó en que es "muy difícil" calcular el importe de la nueva multa que podría imponerse a Microsoft, y recordó que se remontaría al 16 de diciembre de 2005, fecha en que la Comisión envió su anterior pliego de cargos.

Para el periodo comprendido entre esta fecha y el 30 de julio de 2006, el tope máximo de la multa diaria que puede imponer Bruselas es de 2 millones de euros. No obstante, con la sanción de 280,5 millones del pasado julio ya se consumió una parte importante de este límite, puesto que se calculó sumando 1,5 millones al día entre el 16 de diciembre de 2005 y el 20 de junio de 2006. Desde el 1 de agosto del año pasado, el tope de la multa se ha aumentado hasta 3 millones de euros diarios.

PRECIOS E INNOVACIÓN

Microsoft trató de rebatir los argumentos del Ejecutivo comunitario asegurando que considera "justos" los precios que cobra por la información que suministra a sus rivales para que puedan fabricar productos compatibles con Windows, y defendió que estos datos sobre interoperabilidad contienen innovación.

La Comisión "intenta regular el precio de nuestra propiedad intelectual a escala internacional y no sólo dentro de la UE", criticó el vicepresidente de Microsoft, Brad Smith, a través de un comunicado. "Nos parece que es imprudente que los Gobiernos regulen los precios más allá de sus fronteras, y que si otras autoridades asumen un punto de vista similar sobre su poder, las empresas no podrían cumplir con veredictos contradictorios", señaló.

Smith destacó que un análisis realizado por la consultora PricewaterhouseCoopers ha concluido que los precios de Microsoft son "al menos un 30% inferiores a la media del mercado para tecnologías comparables".

Por lo que se refiere a la innovación, el representante de Microsoft dijo que otras agencias gubernamentales, tanto en EEUU como en Europa, han encontrado considerables novedades en la tecnología de protocolo de la empresa, y recordó que las oficinas de patentes de ambas áreas han concedido al gigante informático más de 36 patentes por la tecnología en esos protocolos y otras 37 están pendientes.

Smith también criticó que la Comisión considere que, al menos que la propiedad intelectual de Microsoft sea innovativa o patentable, debe ponerse a disposición de los rivales de manera gratuita. "Este nunca ha sido el estándar para el software u otra propiedad intelectual", dijo el vicepresidente.

Finalmente, afirmó que Microsoft "ha gastado tres años y muchos millones de dólares" para cumplir las sanciones de la Comisión Europea y presentó su propuesta de precios a Bruselas el pasado mes de agosto sin haber recibido reacciones hasta ahora. "Estamos decepcionados de que esta reacción llegue seis meses tarde y de esta manera, pero estamos comprometidos a trabajar duro para responder al pliego de cargos de la Comisión tan pronto como lo recibamos", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies