Fisher Price deberá pagar 740.000 euros por el riesgo de asfixia de una pieza de sus juguetes

Actualizado 01/03/2007 19:15:28 CET

WASHINGTON, 1 Mar. (EP/AP) -

El fabricante de juguetes Fisher Price deberá pagar 975.000 dólares (740.000 euros) para zanjar una demanda presentada por un grupo de consumidores, que denunció a la empresa por fabricar un juguete con una pieza que podía desprenderse con facilidad y generar riesgos de asfixia en los niños, dictaminó hoy la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos.

Esta comisión aceptó de forma provisional la medida, con la que la empresa resuelve las acusaciones de no haber informado de que una de las correas del producto 'Little People Animal Sounds Farm' podía separarse y "suponer un serio peligro de asfixia a los niños".

Como parte del acuerdo, Fisher Price deja constancia de que no sabía que estaba infringiendo la regulación establecida para este tipo de juguetes, de los que fueron vendidos 67.000 ejemplares en Estados Unidos entre junio y julio de 2002.

En septiembre de 2002, la compañía recibió la primera queja acerca de la pieza, que forma parte de una de las puertas de una granja de juguete. En los siguientes meses, los consumidores presentaron otras nueve reclamaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies