La Generalitat acoge con normalidad la no fructificación de la venta de Applus+

Actualizado 31/07/2006 22:08:40 CET

BARCELONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Trabajo e Industria de la Generalitat, Jordi Valls, aseguró hoy que la Administración catalana tiene "la misma consideración" por el anuncio de que no se llevará a cabo la venta de Applus+ al fondo de inversión británico Candover Partners Limited que tuvo en su día por el anuncio de su venta. "Ni preocupación por la venta, ni alegría por la no venta", agregó.

Valls indicó que el acuerdo de intenciones para la venta de Applus+ por parte de Agbar, Unión Fenosa y Caja Madrid es una operación empresarial, que "según las circunstancias, no se ha producido".

Recordó que, "del mismo modo que hay operaciones de venta" con empresas catalanas implicadas, "también hay operaciones de compra" y señaló que la Conselleria "no está obsesionada" en que se mantenga el capital de las empresas.

Asimismo, consideró que "es importante que haya grandes empresas con capital catalán, pero también que haya grandes ejecutivos catalanes que gestionen empresas de capital extranjero", agregó Valls.

El conseller también sostuvo que una gran empresa catalana puede ser "una mediana empresa española, una pequeña empresa europea y una minúscula empresa global" e indicó que la Generalitat incentivará la colaboración entre las empresas que quieran competir globalmente.

Para ello, "buscaremos acuerdos en plataformas de colaboración tecnológica", en las que cabe participación pública, aunque "esto también quiere decir colaboración de capital catalán con capital extranjero".

HABÍA ACUERDO PARA EL IDIADA.

Asimismo, indicó que la Generalitat tenía interés "estratégico" en Idiada, participada por Agbar en un 67%, la empresa que explota un centro tecnológico de automoción de la Generalitat en Santa Oliva (Tarragona).

La Administración catalana "había llegado a un acuerdo satisfactorio" con Applus+, Candover y Agbar por el que Agbar recompraría a Candover, pasado un año, su participación en Idiada, participada por la Generalitat en un 20% y los directivos del centro con un 13% de las acciones. Este acuerdo "también le iba bien a Candover", explicó.

Por otra parte, Valls indicó que la voluntad de la Generalitat de "limitar las situaciones de dominio" en el sector de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) "continua siendo válida hoy" y que es "independiente" de la estructura accionarial de las empresas concesionarias.