Mittal insiste en el "carácter europeo" de la operación y garantiza que no eliminará empleos

Actualizado 02/02/2006 14:53:12 CET

Su presidente agradece la actitud "más neutral" del Gobierno español y recuerda que la palabra la tienen los accionistas

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la siderúrgica anglo-india Mittal Steel, Lakshmi Mittal, insistió hoy en el "carácter europeo" de la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada sobre la siderúrgica europea Arcelor, con importante presencia en España y cuyos puestos de trabajo garantizó tras la posible fusión entre ambas empresas.

Mittal, que se encuentra en Madrid para explicar los pormenores de la operación y reunirse esta tarde con el ministro de Economía, Pedro Solbes, compareció en rueda de prensa e insistió en que "no se trata que una empresa extranjera compre una europea sino de dos empresas europeas que se unen", ya que la compañía que preside tiene su sede en Amsterdam, además de una importante presencia en el viejo continente, y Arcelor es un consorcio hispano-franco-luxemburgués.

"Creemos que la concentración obedece a la lógica industrial, esta fusión creará una empresa europea fuerte que tendrá su sede en Luxemburgo y, una vez realizada, la gente agradecerá sus beneficios", afirmó Mittal.

El presidente del gigante anglo-indio reiteró que entre sus planes no se encuentra el recorte de puestos de trabajo o el cierre de plantas de Arcelor, que cuenta en España con 17.000 trabajadores -provenientes en gran parte de la reestructuración y privatización del sector siderúrgico español que derivó en la creación de Aceralia, hoy parte de Arcelor-.

"No habrá recorte de empleos y respetaremos todos los acuerdos industriales de Arcelor, compañía que respetamos profundamente", declaró Aditya Mittal, director financiero de la compañía e hijo de su presidente.

ACTITUD DE LAS AUTORIDADES.

Sobre la actitud que han tenido los políticos europeos tras el anuncio de la OPA el pasado viernes, en su mayoría beligerante -como es el caso de Jaques Chirac, presidente francés, o Jean Claude Juncker, primer ministro luxemburgués-, Mittal dijo que "es normal, les ha pillado de sorpresa" pero aseguró que "estarán convencidos cuando les expliquemos la lógica industrial de la operación que unirá a una empresa luxemburguesa con otra holandesa".

En este sentido dijo estar "agradecido" por la actitud "más neutral" del Gobierno español -a falta de reunirse esta tarde con el ministro español de Economía, Pedro Solbes- ya que "es consciente de que se trata de una decisión de los accionistas y no de políticos", afirmó.

Los máximos responsables de Mittal, se reunieron ayer con el comisario de Industria europeo, Gunter Verheugen, quien, según resaltaron, "tuvo una buena respuesta" y "nos declaró su intención de que Europa sea la región más competitiva del mundo para 2010".

El director financiero de la empresa dijo que "existe una campaña de desprestigio" para frenar la operación, pero insistió en que "la última palabra la tienen los accionistas" y en su "respeto" por Arcelor.

EL FOLLETO DE LA OPA, EN DOS SEMANAS.

Mittal tiene previsto presentar la documentación de la OPA ante las autoridades reguladoras bursátiles de Luxemburgo, Francia, España, Holanda y Bélgica en las próximas dos semanas.

En cuanto a los accionistas, con los que, en el caso de los españoles aun no se han reunido, Mittal hijo afirmó que "han tenido una buena receptividad ante el anuncio de OPA" y subrayaron que "el comportamiento de los títulos en la bolsa, tanto de Arcelor como de Mittal, es la mejor prueba de su confianza en la operación".

Sobre una posible mejora de las condiciones de la OPA, su presidente insistió en que se trata de "una oferta muy atractiva, un 75% en acciones de la nueva empresa y un 25% en dinero y serán los accionistas quienes participen en el crecimiento de la empresa". Mittal desembolsaría, previsiblemente, un máximo de 4.700 millones de euros y emitirá 526,5 millones de acciones.

Los Mittal, que se reunieron esta mañana con el consejero asturiano de Industria, Graciano Torre, aseguraron también que se respetarán los planes de inversión previstos por Arcelor para las plantas de esa Comunidad, que ascienden a 525 millones de euros.

La empresa resultante de la fusión sería un gigante, ya que Mittal Steel es el primer productor mundial de acero, y Arcelor encabeza la clasificación por cifra de negocio.

Pero el grupo europeo se centra en productos de mayor valor añadido, con un aporte tecnológico más elevado. Esto impediría, según el presidente de Mittal, que pudiera producirse una concentración de negocio, ya que ambas empresas tienen una producción distinta.