Shell ratifica su intención de quedarse en Argentina pese a la disputa con el Gobierno

Actualizado 31/08/2007 19:48:31 CET

BUENOS AIRES, 31 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La petrolera angloholandesa Shell no se irá de Argentina, pese a la dura disputa que mantiene con el Gobierno del presidente Néstor Kirchner, dijo el presidente de la filial local, Juan José Aranguren.

"No sé si estaremos (en Argentina) otros 93 años, como estuvimos hasta ahora, pero no se está evaluando irnos del país", dijo el empresario en declaraciones que publica hoy el diario 'Clarín'.

La aclaración de Aranguren se produjo después de que el mismo rotativo publicara ayer que la petrolera Exxon Mobil estaba a la búsqueda de compradores para sus activos en Argentina, valorados en 200 millones de dólares (146,68 millones de euros), debido a su intención de retirarse del país.

Shell ha mantenido tirantes relaciones con el gobierno del presidente Néstor Kirchner desde el comienzo de su mandato, cuando convocó a un bloqueo contra sus estaciones de servicio por haber aumentado los combustibles sin su autorización.

La empresa se ha quejado de que sufre un trato discriminatorio por parte del Ejecutivo, que le ha aplicado varias multas por presuntas violaciones a la ley que regula el abastecimiento de insumos esenciales, como los combustibles.

Además, la semana pasada el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, pidió a la Justicia que aplicara a los directivos de Shell las penas de prisión contempladas en la Ley de Abastecimiento, aunque esto no fue aceptado por el juez encargado del caso.

El directivo de Shell añadió que "más allá de las dudas de si la ley de abastecimiento está vigente o no, habría que evaluar si realmente la empresa cometió un delito". "Lo que puedo decir es lo que ya he dicho en 2004, que habíamos tomado la decisión de permanecer en algunos países de la región, uno de los cuales era la Argentina", agregó Aranguren.