De la Vega informó en Bolivia a Brufau del deseo de Morales de llegar a un acuerdo sobre Repsol

Actualizado 04/08/2006 17:29:30 CET

LIMA, 4 Ago. (Del enviado especial de Europa Press, Paulino Guerra) -

La vicepresidenta primera del Gobierno se reunió ayer con Antoni Brufau, presidente de Repsol, en Santa Cruz de la Sierra, para informarle de la conversación que había tenido el día anterior con Evo Morales. De la Vega expuso al presidente de la petrolera que el presidente de Bolivia le había expresado su deseo de llegar a un acuerdo con Repsol, según informaron fuentes del Ejecutivo.

Estas mismas fuentes explicaron que Antoni Brufau se mostró satisfecho de que haya interés porque la negociación salga adelante y se pueda alcanzar un acuerdo.

La reunión tuvo lugar en el Club de Las Palmas Country, en Santa Cruz de la Sierra, localidad donde la vicepresidenta había acudido para imponer la medalla de Oro al Trabajo al obispo Monseñor Castellanos y visitó un proyecto de la cooperación española y tuvo un encuentro con la colectividad española en esa ciudad.

Tras el encuentro con Brufau, que duró unos 15 ó 20 minutos, continuó su viaje oficial a Lima, tercer país que visita dentro de la gira Iberoamericana.

La situación de Repsol en Bolivia fue uno de los temas principales que abordaron en la entrevista que mantuvieron en La Paz, el pasado día dos de agosto, el presidente, Evo Morales, y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega.

En la posterior rueda de prensa conjunta en el Palacio del Quemado, el presidente boliviano dijo que las negociaciones con Repsol "van hacia delante", indicando que cree que habrá acuerdo en los 180 días de plazo establecidos. De la Vega ratificó esa idea destacando que Morales le había dicho que la negociación va bien y habrá acuerdo, subrayando la necesidad de crear un marco jurídico-financiero positivo para las dos partes.

A propuesta de los empresarios De la Vega pidió a Morales que nombre un interlocutor único para que informe a los empresarios españoles sobre las reformas en marcha y sus repercusiones. La idea fue aceptada por el presidente boliviano.

Después, durante su comparecencia ante los periodistas Morales no concretó en qué situación final quedará Repsol tras el Decreto de Nacionalización de Hidrocarburos aunque trató de lanzar mensajes tranquilizadores.

En este sentido explicó que las normas internas van a garantizar la inversión extranjera y aunque necesitan "socios y no dueños", son conscientes de la necesidad que el país tiene de inversión foránea. Añadió que la Asamblea Constituyente que el próximo día 6 comienza su trabajo, avalará sus posiciones respecto a las empresas extranjeras.

Tras indicar que en el caso de Repsol las negociaciones van hacia delante, recordó que ya han firmado con Argentina y Venezuela. Insistió en que jamás van a expropiar a nadie y que quieren hacer normas pero desde el diálogo. Posteriormente la vicepresidenta apostilló que es fundamental la seguridad jurídica y que para ello hay que hacer normas serias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies