Enagás prevé que el consumo máximo de gas crezca el próximo invierno un 19% por los ciclos combinados

Actualizado 11/05/2006 16:15:31 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Enagás, el gestor técnico del sistema gasista, prevé que la punta de consumo global de gas aumente un 19% el próximo invierno por el crecimiento generalizado de la demanda, especialmente la destinada a centrales de ciclo combinado, informó hoy su presidente Antonio González Adalid.

Durante su intervención en la reunión anual de Sedigás, la patronal del sector, González Adalid aseguró que "el gas tendrá cada vez una mayor importancia", y su consumo destinado a las 44 plantas de ciclo combinado podría aumentar hasta un 41% si el invierno que viene es muy frío.

"Para el año que viene lo que pensamos es que otra vez el invierno será demandante, creemos que la punta sea un 20% mayor que la que hemos tenido este año, por tanto muy exigente, pero estamos confiados porque ha aumentado mucho la infraestructura, porque las normas ya están rodadas y hemos aprendido de su uso", declaró al término de su intervención.

Enagás prevé un consumo máximo para las plantas de ciclo combinado de 835 gigavatios hora (GWh), aunque lo normal es que ronde los 673 de consumo probable y los 792 de consumo potencial. A esto habría que sumarle el consumo de las centrales térmicas y el consumo convencional, con lo que se rondaría los 1900 GWh de potencia, frente a los 1.503 del invierno 2004-2005, o los 1.552 de 2005-2006.

Sobre el invierno que acaba de concluir, González Adalid señaló que se trata de un invierno en el que "no ha habido incidencias ni circunstancias excepcionales", aunque no ha habido "puntas como las de otros años, sí ha sido bastante frío".

El presidente de Enagás señaló que esta falta de incidencias ha sido posible gracias a una mayor capacidad de almacenamiento de gas natural licuado (GNL), a que se ha podido contar con las normas de gestión técnica que el gestor técnico demandaba y, "muy importante, es que los comercializadores del mercado español se han esforzado por que así sea".

"BUENA PLANIFICACIÓN ENERGÉTICA"

Sobre la revisión de la Planificación Energética para los años 2002-2011 aprobada por el Gobierno y que prevé un considerable aumento del consumo de gas, González Adalid declaró que desde Enagás están "muy de acuerdo" porque hace énfasis en la mayor capacidad de transporte.

"Lo importante no es que seamos capaces de traer el gas a España, sino que una vez que esté en la costa seamos capaces de llevarlo a donde lo consume el mercado", dijo y recordó la puesta en funcionamiento de 3.000 kilómetros de nuevos gasoductos, lo que consideró "una barbaridad", ya que en la actualidad España cuenta con 7.500.

Otro punto que consideró importante es la capacidad de almacenamiento de GNL que contempla la revisión de manera que todas las plantas de regasificación deben tener unas reservas de gas de 15 a 20 días de consumo normal, con lo que "dará muchísima seguridad al sistemas", consideró.

Así, mientras que la capacidad de almacenamiento de GNL "aumenta a buen ritmo", no así la de almacenamientos subterráneos, que "será cada vez más escasa

En este sentido, durante su intervención explicó el "cuello de botella" que supone la obtención de permisos y autorizaciones para la construcción de los almacenamientos subterráneos y otras infraestructuras que pueda contemplar la nueva planificación. "Lo que se tarda en construir un año puede tardar tres en obtener permisos", aseguró.

ASUMIR RIESGOS EN ALMACENAMIENTO

González Adalid explicó cómo la construcción de los almacenamientos bajo tierra es un negocio "bastante distinto" al del transporte de gas, que entraña muchos riesgos, similar al de la búsqueda de petróleo, con unos riesgos que deberían ser asumidos por las comercializadoras y no por los transportistas de gas.

"Si dejamos el negocio como es, con mucho riesgo, hay que pagarlo con esos riesgos, no como construir tubos que tiene poco riesgo, por eso las compañías que deberían hacerlo son las que se dedican a eso, como Repsol, Cepsa o BP. Si lo que queremos es que las mismas compañías que están en el transporte de gas se ocupen de eso, habría que quitarles el riesgo. No me pagues más pero no me hagas correr con unos riesgos de buscar un yacimiento que no sé si al final se va a descubrir", dijo.

Así, se trata de "dos modelos por los que hay que elegir", y propuso que "que el Gobierno tome una decisión por uno de los dos", dijo. Recordó que en los último cuatro años se ha multiplicado la red gasista y la demanda de gas por cuatro mientras que la capacidad de almacenamiento subterráneo nada más que un 11%.

Enagás aprobó en abril unas inversiones hasta 2012 de 4.300 millones de euros en infraestructuras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies