La Audiencia Nacional archiva el caso de las 'cuentas secretas' del BBV al rechazar recurso fiscal

Actualizado 10/05/2007 16:08:47 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional archivó hoy de forma definitiva el caso de las 'cuentas secretas' del BBV tras rechazar el recurso de apelación presentado por el Ministerio Fiscal contra la sentencia de sobreseimiento dictada por el juez José María Vázquez Honrubia el pasado 12 de marzo.

La sala compuesta por los magistrados Julio de Diego, Ángel Luis Hurtado y Ricardo Rodríguez aceptó así los argumentos de ausencia de perjudicados y de perjuicio para el banco esgrimidos por las defensas de los cuatro ejecutivos del BBV acusados de un presunto delito continuado de falseamiento de cuentas anuales, entre los que se encontraba el ex presidente del banco Emilio Ybarra.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado la reapertura del caso al considerar que los 225 millones de euros extracontables propiedad del banco y domiciliados en dos paraísos fiscales detectados suponían un "peligro" para los casi 500.000 inversores de la entidad, los accionistas e incluso para el consejo de administración, al estar fuera de control y sometidos a "la eventualidad de su desaparición".

Ambas partes expusieron sus argumentos en una vista pública de revisión del recurso de apelación al dictamen que se celebró el pasado 27 de abril.

El texto del fallo de sobreseimiento dictado por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el 12 de marzo calificó la demanda de la Fiscalía Anticorrupción de "técnica y jurídicamente imposible" debido a la inexistencia de perjudicados por el mantenimiento de las cuentas secretas en los paraísos fiscales de la Isla de Jersey y Liechtenstein que no causaron "daño económico valorable".

Los 225 millones de euros, domiciliados en dos sociedades 'trust' en la Isla de Jersey y en la Fundación Amelan en Liechtenstein, que fueron disueltas, se contabilizaron como beneficios en el balance del año 2000. Esta operación se fraguó entre enero y febrero de 2001 tras la fusión del BBV con Argentaria, que dio lugar a la presidencia conjunta de Emilio Ybarra y Francisco González, quienes le comunicaron al Banco de España la regularización y se abrió el correspondiente expediente sancionador.

La Fiscalía acusó en 2002 a los directivos de BBV de un presunto delito continuado de falseamiento de cuentas anuales, iniciado en 1987, cuando el Banco de Vizcaya decidió abrir unas cuentas por valor de 224 millones de euros en la Isla de Jersey destinadas a financiar la recompra de acciones del banco que habían caído en manos del grupo kuwaití KIO a través de su filial española Torras Hostench. Estas cuentas se utilizaron posteriormente para realizar operaciones de ingeniería financiera que no quedaron registradas en las cuentas anuales del banco hasta el año 2000.

El Ministerio Fiscal solicitaba para Ybarra dos años y medio de cárcel y multa de diez meses con cuota diaria de 250 euros, tres años de cárcel y multa de doce meses con cuota diaria de 250 euros para el ex consejero delegado Pedro Luis Uriarte Santamarina, el ex vicepresidente José Domingo Ampuero y el ex consejero Gervasio Collar, así como dos años y diez meses de prisión con cuota de 250 euros para Luis Javier Bastida, ex director general financiero de BBV.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies