La inversión directa en España creció un 1,8% en el primer trimestre, hasta los 317.112 millones

Actualizado 30/06/2006 13:32:52 CET

La inversión española en el exterior aumentó un 9%, con lo que el saldo acreedor de la inversión directa se multiplicó por más de tres

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La inversión directa exterior en España se situó en 317.112 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un ligero aumento del 1,8% respecto al último trimestre de 2005, mientras que la inversión directa española en el exterior creció un 9,2% en el mismo periodo, hasta alcanzar los 353.041 millones de euros según los datos publicados hoy por el Banco de España.

De esta manera, el saldo acreedor (la diferencia entre la inversión extranjera en España y la inversión española en el exterior) se multiplicó por más de tres en el primer trimestre, al pasar de 11.582 millones de euros al cierre de 2005 a 35.929 millones de euros en este periodo.

Teniendo en cuenta además de las inversiones directas, las de cartera, las otras inversiones y las operaciones del Banco de España, el saldo deudor de la posición de inversión internacional de la economía española, que incluye todos los saldos de los activos y pasivos financieros de los sectores residentes en España frente al resto del mundo, se incrementó un 7,8 por ciento el primer trimestre respecto al último de 2005, hasta los 454.683 millones de euros.

SALDO DEUDOR EL 47% DEL PIB.

Esta cifra, que representa el 47,1% por ciento del PIB español, estuvo condicionada por el aumento de los pasivos exteriores de los sectores residentes, excluido el Banco de España, que superó el incremento de los activos, con la excepción de las administraciones públicas, cuya posición deudora neta disminuyó ligeramente.

Por su parte, el saldo acreedor neto del Banco de España aumentó un 15% en el primer trimestre, hasta situarse en 83.012 millones de euros. La mayor parte de este saldo siguió materializándose en otros activos netos (40.830 millones de euros), si bien los activos frente el Eurosistema fueron el componente que experimentó un mayor crecimiento, hasta los 26.805 millones de euros. Por su parte, las reservas avanzaron más moderadamente, hasta los 15.377 millones.

Excluido el Banco de España, la economía española registró un saldo deudor de 537.695 millones de euros hasta marzo de 2006, lo que supone un aumento del 8,8% respecto al cierre de 2005.

Esta ampliación tuvo lugar en un contexto de aumento tanto de los activos como de los pasivos exteriores, aunque el ritmo de crecimiento de los segundos superó al de los primeros (7,3% y 6,5%, respectivamente). Así, al término del primer trimestre, la economía española poseía activos exteriores por valor de 1.116.835 millones de euros y pasivos exteriores por importe de 1.654.529 millones.

EVOLUCION DE LAS DEMÁS INVERSIONES.

Por instrumentos, el crecimiento del saldo deudor neto de la economía española, excluido el Banco de España, se debió a la ampliación de los saldos deudores netos de la otra inversión y, especialmente, de la inversión de cartera, que compensaron el incremento del saldo acreedor neto de la inversión directa.

Concretamente, la posición deudora neta de la inversión de cartera aumentó un 19,6%, hasta los 325.184 millones de euros, evolución que contrasta con la moderada disminución registrada en el último trimestre de 2005 respecto al trimestre anterior, y que fue resultado de un mayor aumento de los pasivos exteriores que de los activos.

Finalmente, el saldo deudor neto de la otra inversión (préstamos, depósitos y repos) aumentó un 6,3%, hasta los 248.440 millones de euros, en un contexto de incrementos similares de los activos y pasivos exteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies