La inversión extranjera en inmuebles cayó un 15,6% en el primer cuatrimestre del año

Actualizado 04/08/2006 14:59:22 CET

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El volumen invertido por los ciudadanos extranjeros no residentes en inmuebles españoles alcanzó los 1.458 millones de euros en el primer cuatrimestre del año, lo que representa una caída del 15,6% respecto al mismo periodo del año anterior y consolida así la tendencia decreciente iniciada en 2004, según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

Las estadísticas del instituto emisor ponen de manifiesto que las viviendas españolas son cada vez menos atractivas para los extranjeros, principalmente por el precio creciente de los inmuebles, que se ha unido además a un paulatino aumento de los tipos de interés. Esto ha provocado que los ciudadanos de países del entorno dejen de ver en los inmuebles españoles una oportunidad de negocio.

Si en 2004 y 2005 esta inversión registró tasas negativas, con descensos del 6% y del 16,7%, respectivamente, en 2003, apenas dos años antes, los extranjeros aumentaron un 17,2% la inversión que realizaron en España para adquirir inmuebles.

En este sentido, mientras que en 2003 la inversión extranjera en inmuebles suponía casi el 1% del PIB (0,91%), en 2004 este porcentaje descendió al 0,79% y en 2005 al 0,61%, poniendo de manifiesto el menor peso relativo de esta inversión sobre el conjunto de la economía española.

La desaceleración está en línea con la subidas espectaculares que han experimentado los precios de los inmuebles en el último año. Así, el precio de la vivienda nueva en 2005 creció un 10,3% (1.786 euros por metro cuadrado) y un 14,5% el de la vivienda de segunda mano (1.843 euros por metro cuadrado), según los datos oficiales del Gobierno. Sólo en el primer trimestre de 2006, el precio de la vivienda libre creció un 12% y alcanzó los 1.887,6 euros por metro cuadrado.

Precisamente, la persistente afluencia de capitales al sector inmobiliario español, generalmente a segundas residencias ubicadas en la costa, ha sido uno de los factores que han contribuido a disparar los precios en los últimos ejercicios.

En cualquier caso, este descenso de la inversión extranjera en inmuebles no ha impedido, en parte por la mayor inversión de los españoles, que el importe destinado a inmuebles se haya duplicado, pasando del 5,9% del PIB nominal en 1997 al 11% en 2005, como consecuencia del gran dinamismo tanto de la construcción de viviendas como de sus precios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies