Eurobank niega cualquier delito y acusa a BCG de maquillar sus cuentas para ocultar su quiebra al pedir créditos

 

Eurobank niega cualquier delito y acusa a BCG de maquillar sus cuentas para ocultar su quiebra al pedir créditos

Actualizado 10/07/2006 2:05:32 CET

BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de Eurobank del Mediterráneo, Eduardo de Pascual Arxé, negó ayer haber incurrido en ningún delito de estafa o societario, como le imputa el fiscal por el llamado 'caso BCG', y acusó a su vez a la compañía BCG --dedicada a la comercialización de pescado-- de haber "maquillado sus cuentas" para obtener los créditos de Eurobank cuando "se encontraba en quiebra".

A través de un comunicado emitido por fuentes de la defensa, la entidad bancaria aseguró que "los hechos no se corresponden con el relato del fiscal" y que, al contrario, "el gran perjudicado" fue el banco "al perder en la operación la cantidad de 7 millones de euros".

El fiscal pide seis años de cárcel para Pascual y dos de sus colaboradores por un delito societario y otro de estafa contra su ex socio Carlos Bosch, con quien compartía negocios en la compañía BCG. La acusación sostiene que Pascual y sus socios se hicieron ilícitamente con el control de BCG y vaciaron la sociedad en beneficio de Eurobank y de sus filiales.

Pos su parte, la defensa sostiene que, "según diferentes peritos, BCG se encontraba en quiebra cuando obtuvo los créditos de Eurobank" y "manipuló su balance" para obtenerlos.

Asimismo, asegura que "las garantías" que otorgó BCG "fueron posteriores a la aprobación y disposición de un crédito de 330 millones de pesetas, que le fue otorgado el 27 de mayo de 1999" y que "la pignoración de acciones" que "reprocha el denunciante", podía "ser anulada por el pago de una pequeña cantidad de dinero, unos 40.000 euros", con los que Bosch "habría recuperado el control de la sociedad".

Según la defensa, los 330 millones de pesetas "fueron la refundición de tres créditos diferentes que se dieron a partir de julio de 1998 y sobre los que los denunciantes habían dado su aval personal e ilimitado".

"Todo tiene su origen en una cesión de capturas de barcos de pesca langostinera, que fue incumplida por el cedente, causando un eventual daño del que no tiene ninguna responsabilidad Eurobank", prosigue el comunicado.

"Nadie se ha preguntado dónde está el dinero, porque lo que es cierto es que Eurobank ha perdido más de 7 millones de euros. Ha sido su principal quebranto y la principal causa de su crisis, debido a su necesidad de capitalización. El dinero fue entregado por Eurobank, el denunciante y sus socios lo recibieron" pero "no precisan dónde se encuentra y aún reclaman 6 millones más en base a unos supuestos lucros cesantes teóricos sobre los que no tiene ninguna responsabilidad Eurobank", añade.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies