Los gasolineros denuncian que las petroleras siguen fijando los precios pese a la opinión del Supremo

Actualizado 01/02/2006 16:17:22 CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEES) denunció hoy que las grandes petroleras, especialmente Repsol, que controla el 45% del mercado, siguen fijando los precios del carburante en contra de la legalidad avalada por sentencias de distintos tribunales, desde el de Defensa de la Competencia hasta el Supremo, informó hoy su presidente, Juan Prats.

La organización, que representa a 5.000 estaciones de servicio de España, denuncia que tras la liberalización del sector hace 13 años, tres petroleras -Repsol, Cepsa y BP- "mantienen un control absoluto del mercado" fijando los precios y vulnerando así el ejercicio de la libre competencia.

La CEES explica que la manera en que estos precios son fijados consiste en que "la operadora, que fija de manera unilateral el precio recomendado, añade a su precio de compra del producto -marcado por la cotización internacional del petróleo-, su margen de beneficio de manera arbitraria y variable según sus intereses".

Además, explica que el 85% de las estaciones de servicio están dominadas por "las herederas del monopolio -Repsol, Cepsa y BP-", y que de éstas, la gran mayoría "están vinculadas por contratos de exclusividad de suministro" en las que el titular de la estación de servicio como "mero agente o comisionista".

La CEES denunció esta situación ante el Tribunal de Defensa de la Competencia en el año 2000, que en el 2001 resolvió que Repsol, con un 45% del mercado, "imponía a las estaciones de servicio españolas el precio de venta al público de gasolinas y gasóleos".

Tras esta resolución, Repsol interpuso un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, que fue desestimado. La petrolera presentó otro recurso ante el Tribunal Supremo cuya resolución, también negativa para Repsol, fue publicada en julio de 2005.

Tras estas sentencias, Prats afirma que "ya no hay más vías" y que "ahora corresponde al Gobierno desde la fecha del fallo del Tribunal Supremo hacer que se ejecute la resolución" primera del TDC.

La CEES dice haber solicitado el pasado 10 de enero una reunión con el ministro de Industria José Montilla, para pedirle que haga cumplir la sentencia, aunque afirma no haber recibido aun una respuesta.

UN MERCADO CERRADO.

Con esta situación, los empresarios de las estaciones de servicio sienten que se perjudica a un importante número de pequeños empresarios españoles, y, especialmente, "a los ciudadanos que llenan sus depósitos a unos precios que a buen seguro no son los que la libre competencia establecería".

Finalmente explicaron que el mercado español esta muy cerrado a otros operadores como Texaco, Conoco, Shell, Avanti o Total, que "se han marchado de España tras intentos fallidos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies