El índice Ifo alcanza su nivel más alto en cinco años

Actualizado 25/01/2006 20:01:13 CET

BERLIN, 25 Ene. (EUROPA PRESS)

El índice elaborado por el instituto Ifo, que mide la confianza de los empresarios alemanes en la economía, mejoró en enero y consiguió su resultado más alto de los últimos cinco años, según los datos publicados hoy por la institución.

El indicador Ifo que mide el clima empresarial se situó en los 102 puntos en enero, con un aumento de 2,3 puntos respecto al mes anterior. El presidente del instituto alemán, Hans-Werner Sinn, explicó que la fuerte subida de enero muestra una mejora clara respecto a los meses precedentes.

Según el instituto, las firmas consultadas se mostraron más satisfechas con su situación que en diciembre y aportaron unas previsiones más optimistas sobre la evolución de sus actividades en los próximos seis meses.

Además, Sinn explicó que estos resultados muestran que las dudas de los empresarios acerca de la recuperación de la economía alemana, observadas desde el verano pasado, deben desaparecer, ya que "la recuperación está ganando amplitud y velocidad".

El subíndice que mide la evolución de las manufacturas también dieron cuenta de una mejora de la situación y de las expectativas en este sector, al igual que las exportaciones. Además, los empresarios del sector de bienes de inversión e intermedios indicaron que sus empresas se encuentran en mejor situación y ofrecieron mejores perspectivas.

Sin embargo, en el ámbito de las ventas al por mayor el clima empeoró ligeramente, indicaron que sus expectativas eran buenas, pero la situación actual no había mejorado respecto al mes anterior. En Alemania del Este la mejora del clima empresaria fue similar al de los lander del Oeste.

El índice que mide la situación actual de Alemania mejoró ocho décimas en enero respecto al mes anterior, hasta los 100,4 puntos, y el indicador sobre las expectativas de las empresas ganó 4 puntos, hasta los 103,6 puntos.

CRECIMIENTO DEL 0,9% EN 2005

Los datos del Ifo se producen poco después de que la Oficina Federal de Estadística de Alemania indicara que el Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania creció un 0,9% en 2005, siete décimas menos de lo que aumentó en el año precedente. En 2004, la economía alemana creció un 1,6%, mientras que en 2003 registró una recesión del 0,2%. En 2002, la tasa de crecimiento del PIB se situó en el 0,1% y en 2001, en el 1,2%.

No obstante y a pesar de los titubeos iniciales, la constitución de un nuevo Gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas en Alemania, liderado por la canciller Angela Merkel, ha introducido novedades en la situación económica, alentada además por el freno en el incremento de los precios del petróleo y por la buena situación de la economía mundial, que sigue favoreciendo el crecimiento de las exportaciones alemanas.

Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía alemana crezca un 1,5% este año, de tal forma que la recuperación seguirá acelerando su velocidad, según un informe publicado por la institución la semana pasada, en el que advierte que el crecimiento alemán continúa siendo desequilibrado y que "la fortaleza de las exportaciones debe aún ir acompañada de un mejor consumo".