Solbes asegura que la construcción seguirá "adelante" y resta importancia a la subida del Euribor

Actualizado 31/07/2007 14:30:17 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que el sector de la construcción seguirá "adelante", por lo que restó importancia al aumento del Euribor, que ha encadenado en julio la vigésima segunda subida consecutiva, situándose en el nivel más alto en seis años.

Solbes indicó, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, que es "verdad" que cuando se reduce la liquidez, empresas y familias pueden sentirse "menos cómodas", pero señaló que los precios de la vivienda se están desacelerando (han pasado de crecer un 18% en 2003 a hacerlo un 8%) y que los créditos hipotecarios siguen aumentando, aunque a menor ritmo.

"Ahora hay una mayor selectividad a la priorización del crédito, pero hay que poner las cosas en su sitio: el crédito hipotecario sigue creciendo, aunque no tan rápidamente; posiblemente el aumento de nuevas inversiones no tenga las mismas expectativas de hace dos meses, pero la construcción sigue trabajando bien, hay excelentes empresas constructoras e inmobiliarias y espero que esta actividad siga adelante, aunque a un ritmo ligeramente inferior", añadió.

En este contexto, indicó que "no es una buena noticia" que los españoles no consideren razonable ahorrar, según un encuesta publicada ayer por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), y añadió que el ahorro "siempre es algo positivo", si bien reconoció que muchas familias dedican gran parte de su renta a la compra de vivienda, por lo que les resulta muy difícil ahorrar.

REDUCCIÓN DEL DIFERENCIAL CON LA ZONA EURO

En cuanto a la evolución de la inflación, Solbes señaló que el dato provisional del IPCA conocido ayer, que situó la tasa interanual en el 2,3%, se explica por el menor impacto en euros del encarecimiento del petróleo y por la menor subida del precio de los alimentos frescos respecto al año anterior.

De confirmarse el dato del 2,3%, el ministro indicó que el diferencial de precios con la zona euro seguiría reduciéndose, lo que favorecería la competitividad exterior de los productos españoles, que también se verían favorecidos por la mejora del crecimiento europeo.

Finalmente, se refirió a la ayuda de 2.500 euros por nacimiento de hijos, y señaló que supondrá un desembolso "importante" a las arcas públicas, pero aseguró que, en este momento, los Presupuestos pueden hacer frente a ello.