La subida de tipos y del petróleo minan la confianza de los consumidores en la recta final de 2006

Actualizado 05/01/2007 1:01:07 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El indicador de confianza de los consumidores españoles que elabora el Instituto de Crédito Oficial ha sufrido un claro revés en diciembre. La caída de la confianza es considerable al descender casi cuatro puntos respecto al mes anterior en todos los ámbitos tanto la economía nacional como la familiar. El ICO asegura que la subida de tipos y el encarecimiento de la gasolina han sido los principales factores de pérdida de confianza. Además, vaticina que el atentado de ETA en Barajas incidirá de forma negativa en la confianza de los consumidores en enero.

El ICC-ICO disminuyó el pasado mes de diciembre en cuatro puntos respecto al mes anterior, situándose en los 82,3 puntos. Este descenso es consecuencia de la disminución de sus dos indicadores parciales y de los tres componentes que los integran: el indicador de la situación actual cayó 3,8 puntos y el de expectativas lo hizo en 4,3 puntos.

En términos interanuales, el Índice de Confianza del Consumidor también registró un descenso de 1,1 puntos por las peores expectativas. A pesar de la caída de este mes, la confianza aumentó en el cuarto trimestre del año hasta situarse en el 85,2% respecto al 83,5% registrado el trimestre anterior.

Los consumidores españoles mostraron tener un descenso de confianza en todos los ámbitos en los que fueron cuestionados. Así, la valoración de la economía española descendió en 5,3 puntos, en el empleo en 4,6 puntos, mientras que la economía familiar fue el componente que menos disminuyó en su valoración (-1,6 puntos).

El indicador parcial de la situación actual se mantiene estable tanto en términos interanuales (en 73,7 puntos) como en relación al trimestre anterior (76,5 puntos). En comparación con diciembre de 2005, la mejoría de los componentes d ela economía familiar y economía española ha compensado la peor valoración sobre la evolución reciente del empleo.

Por lo que se refiere a las expectativas las más elevadas correspondieron a la economía familiar (-4,1 puntos) en contraste, las peores perspectivas en diciembre son las relativas al componente de empleo (-4,4 puntos).

El indicador parcial de expectativas también ha retrocedido respecto a diciembre del año pasado (-2,1 puntos). Sin embargo, en términos intertrimestrales, las perspectivas han mejorado gracias a las mayores expectativas para los tres componentes: economía española (5,3 puntos), empleo (4,1) y economía familiar (1 punto).

El ICC-ICO en diciembre descendió especialmente en las provincias con PIB per cápita medio (entre el 86% y el 116% de la media española) y más alto (superior al 86% de la media) en 6,2 puntos y 5,7 puntos respectivamente. En las provincias con PIB per cápita más baja el ICC-ICO ha caído sólo 0,4 puntos porque han mejorado las expectativas. En diciembre el valor más alto del ICC-ICO ha correspondido al grupo provincial con PIB per cápita menor y el más bajo a las provincias con PIB per cápita más elevado.

SUBIDA DE TIPOS

En diciembre, los encuestados han manifestado mayores expectativas de incremento de precios y, especialmente, de subidas de tipos interés que alcanzan así su máximo histórico. En línea con lo anterior, este mes los encuestados reducen sus perspectivas de ahorro y de consumo de bienes duraderos para los próximos seis meses.

En rueda de prensa, el presidente del ICO, Aurelio Martínez, atribuyó la "importante" caída de diciembre a la subida de los tipos de interés, al alza del precio del crudo en las fechas en las que se hizo la encuesta y a la crisis de Air Madrid, que generó "gran convulsión entre los consumidores".

Aurelio Martínez aseguró que durante todo el año los resultados del indicador se han caracterizado por una "elevada volatilidad", ya que cualquier acontecimiento condiciona "altamente" la opinión de los consumidores. Advirtió además que el atentado de ETA en Barajas incidirá de forma negativa en la confianza de los consumidores el próximo mes.