La tarifa eléctrica industrial dejará de subir en función de ajustes en el déficit, según Clos

Actualizado 05/07/2007 21:54:30 CET

MADRID, 5 Jul.(EUROPA PRESS)

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, tranquilizó hoy a la industria siderúrgica al asegurar que la tarifa eléctrica de alta tensión dejará de subir por causas relacionadas con el ajuste del déficit tarifario.

En un encuentro con las empresas del sector con motivo de la XXXIX Junta General Anual de la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID), el ministro afirmó que "las tarifas ya están a la par" del precio "en el mercado abierto" y que "la evolución del precio de la energía a partir de ahora dependerá del precio mundial básico".

"Hoy podemos decir que las tarifas ya son equivalentes o casi equivalentes al precio de mercado", por lo que "no va a haber incrementos de tarifas industriales vinculados al proceso de adaptación al mercado", señaló antes de concluir que el ajuste por el déficit tarifario aplicado en los dos últimos años "ya no es un elemento que influya".

Aparte de reconocer la influencia del déficit tarifario en los dos últimos años, el ministro dijo ser consciente de que el encarecimiento de la electricidad ha acabado con "la ventaja competitiva muy favorable de las empresas españolas", y recordó que a partir de julio de 2008 el mercado será quien establezca el precio.

Además, Clos mostró la disposición de su departamento de "mantener una mesa de diálogo permanente" con las empresas siderúrgicas en la que se pueda intercambiar "información fluida" acerca de las necesidades del sector.

La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) aseguró el martes que el Gobierno mantiene una política "anti industrial", al subir un 1,9% las tarifas industriales, al tiempo que congela las domésticas, y cifró en más del 30% el encarecimiento desde 1997.

En el acto de hoy, el presidente de UNESID y miembro de la dirección general de Arcelor Mittal, Gonzalo Urquijo, criticó el "mensaje muy negativo para el plan de inversiones" de las empresas transmitido por la nueva subida de la tarifa, en vigor desde el 1 de julio.

Urquijo advirtió de los efectos negativos de esta medida para las empresas españolas. Según dijo, en los mercados globales "los precios no se mantienen al alza indefinidamente", sino que "cuando caiga la demanda", las subidas de la tarifa tendrán probablemente un "efecto negativo".

También el directivo de Arcelor Mittal solicitó el "apoyo y aliento" de Industria, aludió a la "incertidumbre" que condiciona los planes de inversión y dijo estar dispuesto a colaborar, aunque por el momento "el BOE envía el mensaje contrario" a la posición de UNESID.

"COMPETENCIA DESLEAL" Y SIDERURGIA ESPAÑOLA

Por otro lado, durante su discurso, Urquijo advirtió de la "amenaza de desestabilización" y la "competencia desleal" que en algunos casos practican las turcas en productos de aceros largos y las chinas.

También citó las "ventajas" de la globalización, pero advirtió que el actual proceso de consolidación y el nacimiento de grandes empresas crea un nuevo fenómeno de competencia entre las actividades del mismo grupo en países diferentes.

Clos consideró que las empresas españolas "han sabido modernizarse", pero advirtió que "la industria debe prepararse para un nuevo escenario internacional" que, en algunos casos, "acarree ajustes de capacidad".

Por otro lado, destacó el "éxito" de las primeras subastas de energía con precios similares en España y Portugal, y celebró la disposición de la canciller alemana, Angela Merkel, de impulsar un sector energético en su país que separe generación de distribución y que tenga un gestor de red neutro, como ocurre en Reino Unido y en España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies