La CNMC ve necesario revisar la tasa de retribución financiera de la distribución de energía

Contador
José María Marín Quemada en la Jornada Anual de la Competencia
EUROPA PRESS
Publicado 11/01/2018 12:00:02CET

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera necesario revisar, de cara al siguiente periodo regulatorio que comenzará el 1 de enero de 2020, la tasa de retribución financiera de la distribución de energía eléctrica "mediante una metodología que la adecúe al coste de los recursos propios y ajenos de las distribuidoras, que han evolucionado a la baja durante el actual periodo regulatorio".

El marco retributivo actual establece una tasa de retribución financiera del 6,503%, que aplica sobre el valor neto de los activos en servicio a 31 de diciembre de 2014, valorados a coste de reposición. Adicionalmente, esta tasa se aplica a los activos puestos en servicio desde el 1 de enero de 2015 valorados como la semisuma del valor auditado y el valor calculado aplicando los valores unitarios de inversión vigentes.

En su informe sobre el análisis económico-financiero de las principales empresas de distribución del sector eléctrico -Endesa Distribución Eléctrica, Iberdrola Distribución Eléctrica, Unión Fenosa Distribución, Hidrocantábrico Distribución Eléctrica, y Viesgo Distribución Eléctrica-, la CNMC apunta a un incremento de la rentabilidad económica, pasando su ROI (retorno sobre la inversión) del 6,57% en 2013 al 8,16% en 2016.

Así, la rentabilidad financiera se incrementa también durante el periodo pasando el ROE del 8,84% en 2013 al 12,32% en 2016, situándose todas las distribuidoras por encima del 10%.

En su informe, el organismo destaca que durante el periodo 2013-2016 se ha mantenido el activo total de estas empresas en, aproximadamente, 34.000 millones de euros.

Asimismo, señala que las inversiones anuales en inmovilizado material se mantienen en valores superiores a los 1.000 millones de euros durante el periodo, alcanzando los 1.160 millones de euros en 2016.

LA CIFRA DE NEGOCIOS CRECE POR EL INCREMENTO DE LOS INGRESOS REGULADOS.

De esta manera, importe neto de la cifra de negocios se ha incrementado de 5.214 millones de euros en 2013 a 5.471 millones de euros en 2016, un 4,9% en el periodo, motivado, principalmente, por el incremento de los ingresos regulados de la distribución eléctrica.

Por otra parte, el regulador destaca que estas empresas han reducido su personal en un 9%, pasando de 9.877 a 8.990 empleados. Además, se ha producido un descenso significativo de los gastos de explotación durante el periodo 2013-2016, pasando de 1.348 a 1.139 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies