Economía.- (Amp.) Soria culpa a Alcoa de no pujar adecuadamente en la subasta y espera que lo haga en la próxima

 

Economía.- (Amp.) Soria culpa a Alcoa de no pujar adecuadamente en la subasta y espera que lo haga en la próxima

José Manuel Soria, ministro de Industria, en el hemiciclo
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2014 11:43:29 CET

Dice que el sistema de asignación de la interrumpibilidad se cambió a petición de las empresas y Alcoa fue la que "más empeño puso"

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha responsabilizado a la empresa Alcoa de la situación en la que se encuentra por no haber participado adecuadamente en la última subasta de interrumpibilidad, lo que le impidió obtener precios más baratos para la energía consumida, pero espera que la situación se pueda revertir en la próxima subasta, que se celebrará en todo caso "antes de que acabe diciembre".

Así lo ha señalado este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, donde la socialista Mariví Monteserín y el diputado de Foro Asturias (FAC), Enrique Álvarez Sostres, le han exigido que tome medidas "urgentes" para evitar el cierre de las plantas que la multinacional del aluminio tiene en Avilés (Principado de Asturias) y La Coruña.

Soria ha recordado que Alcoa "bajó lo suficiente" su puja en la subasta de interrumpibilidad como para conseguir los bloques de 90MW que necesitaba para su planta de San Ciprián (Lugo), mientras que "no hizo la puja conforme a ese mismo criterio" para los casos de Avilés (Principado de Asturias) y La Coruña.

"El problema es que la empresa adoptó una estrategia diferente en una fábrica respecto a las otras, habrá que preguntar a la empresa por qué", ha añadido el ministro

SEGUNDA OPORTUNIDAD

No obstante, ha recordado que hay "una segunda oportunidad" porque "en unos días" se conocerán las condiciones de la segunda subasta que el Ministerio convocará "antes de que acabe diciembre" para adjudicar "la parte que quedó sin cubrir" de la oferta de interrumpibilidad, valorada en unos 200 millones de euros, que "en vez de ir al ahorro del sistema eléctrico" se destinará a este fin.

"Espero que la empresa puje, puje bien y pueda salvar esos 900 puestos de trabajo", ha insistido, recordando sin embargo que "no puede haber una subasta en unas condiciones para unas empresas y para otras no" y que el Gobierno "no puede indicar a ninguna compañía el precio" por el que tiene que pujar.

Sí ha "garantizado", sin embargo, que "si las empresas acuden a esa subasta con las mismas condiciones que en la primera, entonces podrán obtener megawatios de ininterrumpibilidad". "Ahora bien, tienen que tener interés", ha lanzado.

SISTEMA MÁS TRANSPARENTE

Soria también ha recordado que el cambio del sistema de adjudicación de la ininterrumpibilidad entre las empresas electrointensivas "no fue un capricho del Gobierno" sino que se deriva de "un planteamiento de las empresas", por el temor de que el anterior método de asignación fuera denunciado ante la UE por constituir una ayuda de Estado, algo que ya había sucedido en Italia y había conllevado una multa millonaria.

"El sistema que hoy existe se cambió justamente porque las empresas lo solicitaron, y la que más empeño puso en cambiar el sistema fue la empresa de la que usted me habla", ha apostillado el ministro, en referencia a Alcoa.

Además, ha explicado que el anterior método "no era competitivo" porque se basaba en "decisiones administrativas" de reparto entre las empresas que cumplían los requisitos, mientras que las subastas que se realizan ahora aportan "transparencia y competencia".

PACTO DE ESTADO POR LA ENERGÍA

Mariví Monteserín, por su parte, ha replicado al titular de Industria que "era previsible" que el cambio de método condujera a la actual situación, porque en la subasta "se presentan más actores con menos dinero", lo que lleva a que las empresas "con menos posibilidades de pujar a la baja porque tienen una dependencia energética mucho mayor" se quedaran "fuera" del reparto.

"Que la empresa tuviera la tentación de deslocalizarse, yo no lo discuto, pero que usted le ha puesto la excusa perfecta está bastante claro", ha acusado, señalando no obstante que ahora "lo verdaderamente importante y preocupante es el efecto del cierre en más de 900 trabajadores" y en las comarcas donde están implantadas las plantas de producción.

Por eso, ha reclamado al Gobierno una "solución rápida, en horas", para que Alcoa se "replantee" el cierre, y ha propuesto "un gran pacto" de todas las fuerzas políticas para conseguir un "marco estable de costes energéticos" para la industria española, que le permita contar con unos precios competitivos. "Si no, el problema no lo tendrán las empresas, sino ustedes y los vecinos y trabajadores de las comarcas afectadas", ha zanjado.

CONSECUENCIA DE LAS POLÍTICAS ENERGÉTICAS DEL PSOE

Por su parte, Álvarez Sostres achaca la actual situación a las políticas energéticas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que "elevó un 70% los costes eléctricos para las familias y las empresas", reduciendo la capacidad de competir con las grandes compañías internacionales del acero, el zinc y el aluminio.

Por eso, ha reclamado que se tomen medidas "urgentes" y "propias del Boletín Oficial del Estado (BOE)" para conseguir precios más competitivos y evitar las deslocalizaciones, así como ayudas similares a las que se han otorgado a otros sectores como el del automóvil o las plantas de ciclo combinado.

"Ahora es momento de soluciones que eviten el cierre de Alcoa. Es un problema que necesita soluciones ya de manera decidida", ha zanjado el diputado asturiano.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies