Bruselas dice que España y Chipre no alcanzarán el 10% de interconexión eléctrica en 2020 sin más esfuerzos

 

Bruselas dice que España y Chipre no alcanzarán el 10% de interconexión eléctrica en 2020 sin más esfuerzos

Actualizado 25/02/2015 14:59:44 CET

Las interconexiones son pieza clave de la estrategia comunitaria presentada hoy para lograr una Unión Energética en la UE

BRUSELAS, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha constatado este miércoles que España y Chipre son los únicos dos países de la Unión Europea que no alcanzarán el objetivo de llegar en 2020 al menos al 10% de interconexión de la capacidad de producción eléctrica instalada con los actuales proyectos de interés común aprobados, y ha reclamado más esfuerzos para lograrlo, dado que las interconexiones son una pieza clave de la estrategia comunitaria presentada hoy para lograr una Unión Energética en la UE.

"Se necesitan aumentar los esfuerzos para aquellos por debajo del objetivo de lograr el 10% para 2020, especialmente España y Chipre, a través de un enfoque más coordinado y utilizando todas las herramientas disponibles", ha planteado el Ejecutivo comunitario en su 'hoja de ruta' para lograr la meta del 10% pactada por los líderes europeos en octubre, presentada este miércoles el vicepresidente de la Comisión responsable de la Unión Energética, Maros Sefcovic, y el comisario de Energía, Miguel Arias Cañete, en rueda de prensa conjunta.

En su propuesta sobre interconexiones, la Comisión ha anunciado que "dará asistencia y asesoramiento" para "incluir nuevos proyectos" que podrán optar a ayudas europeas como las interconexiones entre Francia y la Península Ibérica entre Navarra-Bordeaux, Sabiñanigo-Marsillon o Monzón-Cazaril en su plan de acción que las regiones deberán presentar con metas y propuestas de interconexión concretos para lograr el 10%.

Bruselas apuesta sobre todo por reforzar la cooperación entre regiones para hacer realidad las interconexiones que contribuyan a una verdadera red energética europea.

INTERCONEXIONES PIRENAICAS

"Si se empiezan a desarrollar las interconexiones pirenaicas, llegamos al 10%", ha explicado el exministro español en rueda de prensa, en la que ha recordado que España está ahora en el 4% de interconexión tras la inauguración este mes del proyecto de interconexión entre Santa-Llogaia y Baixas (Francia), que duplicará la capacidad de interconexión entre Francia y la Península Ibérica y que también ha recibido ayudas comunitarias.

Cañete ha condicionado en todo caso eventuales ayudas para interconexiones en España a "los acuerdos entre los Gobiernos portugués, español y francés, para ver cuáles de las interconexiones pirenaicas se pueden desarrollar a mayor velocidad" y ha recordado que los líderes de España, Francia y Portugal celebrarán el 4 de marzo una cumbre para discutir el impulso a las interconexiones. La Comisión "va a apoyar todos estos esfuerzos para realizar todas estas interconexiones", ha asegurado.

El comisario de Energía ha explicado que "la Comisión va a apoyar aquellos proyectos en todos los países de la Unión Europea, no exclusivamente en España, que permitan alcanzar el objetivo del 10%" y "va a trabajar en grupos regionales estableciendo grupos de alto nivel para hacer seguimiento de estos proyectos a nivel regional" para "garantizar" el cumplimiento de la normativa europea que limita a un "máximo" de tres años y medio las tramitaciones administrativas y la ventanilla única par permisos y utilizaciones "de manera que se puedan agilizar los proyectos".

El exministro español ha recordado que el proyecto de interconexión entre Francia y España a través del Golfo de Vizcaya, en fase de estudio y uno de los seis proyectos de interconexión de interés común de interés ya incluidos en la primera lista aprobada de proyectos, "probablemente" duplicará "hasta cerca del ocho por ciento" la interconexión si se materializa. En el documento aprobado, Bruselas promete que "se movilizarán todos los esfuerzos" para completarlo en 2020 pese a las dudas de su viabilidad por su alto coste. Cañete también ha prometido apoyo para el midCat, otro de los seis proyectos ya aprobados en la primera lista.

SE NECESITA UN BILLÓN DE EUROS PARA INFRAESTRUCTURAS

El vicepresidente de la Unión Energética, Maros Sefcovic, ha estimado que se necesita invertir "un billón de euros entre ahora y 2020" en infraestructuras de energía y ha admitido que habrá "algunas posibilidades" de apoyar proyectos con el plan de inversión de Juncker de 315.000 millones de euros pero éstos "deben ser viables comercialmente" por la necesidad de "movilizar el dinero del sector privado". La Facilidad Conectar Europea contribuirá unos 5.350 millones para proyectos de energía que apenas cubren el 3 por ciento de la financiación necesaria.

Cañete ha precisado por su parte que sólo para interconexiones se necesitan 200.000 millones de euros hasta 2020, incluidos 105.000 millones para interconexiones eléctricas y de ellos 35.000 millones para proyectos de interés común.

La promoción de las interconexiones es una pieza clave para lograr un mercado de energía europeo "plenamente integrado", que constituye uno de los cinco pilares de la estrategia comunitaria para promover la Unión Energética en la UE en un plazo de cinco años, presentada este miércoles.

DIVERSIFICAF FUENTES, PROVEEDORES Y RUTAS, PRIORIDAD

Los otros son promover la seguridad energética a partir de la diversificación de fuentes, proveedores y rutas, promover la eficiencia en los sectores de la construcción y el transporte para reducir el consumo, descarbonizar la economía y promover la innovación y competitividad del sector, especialmente para desarrollar las tecnologías de energía renovable de nueva generación y de almacenamiento.

El objetivo fundamental de la Unión Energética es contribuir a la creación de un mercado único de la energía y garantizar la seguridad de suministro, reduciendo la dependencia europea del gas ruso y por otro promover la competencia del sector y reducir la factura que pagan los consumidores.

La prioridad, han resaltado ambos, es diversificar las fuentes, proveedores y rutas a través de los países centrales de Asia, impulsar una plataforma de gas en el Mediterráneo y el Centro y Este de Europa, como el 'hub' de gas licuado que ya existe en el norte de Europa, reducir obstáculos para importar gas licuado de Estados Unidos y reforzar la cooperación con países como Noruega, Turquía, Argelia y Ucrania, ha explicado Cañete, que ha dejado claro que Rusia seguirá siendo un socios energético importante en los próximos años.

La Comisión también evaluará opciones para promover un mecanismo "voluntario" de demanda agregada para la compra conjunta de gas durante una crisis o cuando se dependa de un único proveedor y quiere aumentar la transparencia en los acuerdos intergubernamentales que firman los Estados miembro con terceros para comprar energía a fin de garantizar de ante mano que cumplen con la normativa europea. Y ha reclamado a los Estados miembro que establezcan hojas de ruta para eliminar de forma progresiva los precios regulados.

En paralelo, ha reiterado que la UE mantiene su compromiso de reducir al menos el 40% sus emisiones de CO2 en 2030 para contribuir a un acuerdo global en la cumbre de clima de París y apuesta por que el Protocolo de París contemple una reducción de al menos el 60% de las emisiones en 2050 y objetivos vinculantes para todos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies