La CNMC reprocha a Soria que no le enviara la Ley de Hidrocarburos y le manda sus sugerencias

 

La CNMC reprocha a Soria que no le enviara la Ley de Hidrocarburos y le manda sus sugerencias

José María Marín Quemada
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
Publicado 18/02/2015 19:52:00CET

Reconoce que le "preocupan" los votos particulares de varios consejeros y avisa de que mantendrá la vigilancia sobre la energía

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha reprochado este miércoles al Ministerio de Industria que elevara su proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos al Consejo de Ministros sin enviarla antes al 'superregulador' para que la informara.

Así lo ha reconocido durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, donde la diputada socialista María José Vázquez y otros portavoces de la oposición le han preguntado sobre la decisión del Gobierno de eludir el informe "preceptivo aunque no vinculante" de la CNMC sobre algunos proyectos de ley, como el de Hidrocarburos.

"Me hubiera gustado que (la ley) hubiera pasado por la CNMC. Como no ha sido así, he enviado mis sugerencias de modificaciones al ministro (José Manuel) Soria, con el ruego de que las traslade en fase parlamentaria y puedan incorporarse (asuntos) que nos parecen absolutamente fundamentales", ha explicado.

RECORTE DE COMPETENCIAS

Además, ha criticado que el Gobierno esté "recortando algunas competencias" de la CNMC utilizando proyectos de ley como el de Hidrocarburos o el de Metrología, aprobado en diciembre y donde se devolvían competencias supervisoras sobre los peajes eléctricos al Ministerio de Industria, una decisión que a Marín Quemada le produjo "muchísima inquietud".

De hecho, ha recordado que estas decisiones del Ejecutivo han motivado un aviso de la Comisión Europea (CE) a España, como también ha hecho con otros estados miembros como Francia.

"Tengo fe en que tarde o temprano recuperemos esas competencias, aunque por una vía que me hubiera gustado no tener que activar, pero que activaré cuantas veces sean necesarias. Nos da cierta pena que nos digan desde fuera lo que podíamos haber resuelto desde dentro sin ningún problema", ha añadido en este sentido.

RECUSACIONES Y VOTOS PARTICULARES

También en relación con los temas energéticos, la portavoz socialista ha preguntado por los "votos particulares recurrentes de dos consejeros" en la Sala de Competencia, que "se interpreta que los utilizan, más que como un acto de rebeldía, para mostrar su discrepancia con los informes, porque se quejan de que no llegan con el tiempo necesario o de que no se debaten suficiente".

Y es que la semana pasada el consejero Fernando Torremocha y García-Sáenz emitió un voto particular en relación con el expediente sancionador de 2,5 millones de euros impuesto a Cepsa por el incumplimiento de una multa de 2009, entendiendo que Marín Quemada y las consejeras María Ortiz e Idoia Zenarrutzabeitia debían haberse abstenido en el proceso, ya que su participación había provocado precisamente una petición de recusación por parte de la petrolera.

Este voto discrepante se suma al de Benigno Valdés Díaz, otro consejero que presentó un voto particular por su "gran escepticismo" respecto del "efecto disuasorio" que una multa de 2,5 millones puede tener sobre una compañía que factura más de 3.000 millones al año.

Sobre este asunto, Marín Quemada ha reconocido que le "preocupan mucho" los votos particulares y que hará lo que esté en su mano para que "las consecuencias no sean tan graves como pueden llegar a ser", sin entrar en más detalles. Además, espera que la petición de recusación de Cepsa "no trascienda" y "no se multiplique la idea de que no hay como recusar para dilatar" los procedimientos sancionadores.

Dicho esto, ha eludido pronunciarse más sobre el sector de los hidrocarburos "por razones de prudencia" aunque sí ha asegurado que seguirá sometido a la "continua vigilancia" de la CNMC porque, al igual que sucede con la energía en general o las telecomunicaciones, tiene "pocas empresas" y, por tanto, "se presta más a prácticas colusorias de la competencia".

"Lo vamos a seguir haciendo. ¿Que gustan nuestros informes? Pues lo justo. ¿Los vamos a dejar de hacer? De ninguna manera. ¿Cada vez van a ser más rigurosos? Sin duda ninguna", ha añadido, subrayando que la CNMC debe ser una "institución incómoda" que no está hecha para "hacer amigos" pero sí es un sitio "fantástico" para "seleccionar a los amigos de verdad, los que no te llaman o los que te llaman dándote ánimos aunque sea en contra de su interés profesional".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies