La colocación del déficit de tarifa en plena volatilidad de mercados tendrá un coste mayor, según analistas

 

La colocación del déficit de tarifa en plena volatilidad de mercados tendrá un coste mayor, según analistas

Electricidad térmica
© ÁNGEL GONZÁLEZ
Actualizado 24/11/2010 18:16:02 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La colocación del déficit de tarifa del sector eléctrico en los mercados de deuda se realizará previsiblemente en un momento de "plena volatilidad" y podría alcanzar un coste cercano al 5%, esto es, un punto más que el 4% de hace dos meses, según los analistas.

El déficit de tarifa es una deuda de más de 13.500 millones provocada porque los costes del sistema eléctrico son superiores a los ingresos, y debe ser pagada por los consumidores de electricidad. Con la titulización en los mercados, los consumidores pasarán de devolver esta deuda a las eléctricas a hacerlo a los compradores de bonos.

Los analistas de Merrill Lynch se preguntan si la demanda de los bonistas será suficiente para colocar antes de fin de año un primer tramo de entre 2.000 y 3.000 millones, y si el Gobierno está dispuesto a asumir un tipo de interés del 5%, "mientras hace un par de meses era cercano al 4%".

Estos analistas muestran además su "preocupación" ante los problemas "estructurales" del sistema eléctrico, que hacen que el déficit "siga creciendo debido a la falta de incremento de las tarifas de accceso" de la luz. "El mayor diferencial en el tipo de interés del bono podría elevar aun más los costes del sistema y con ello aumentar el déficit", añaden.

Para Nomura, el registro ayer en la CMNV del Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (Fade) es una buena noticia para las eléctricas, especialmente para Iberdrola, pero se produce en un momento de "elevado riesgo soberano y volatilidad en los mercados".

"Seguimos teniendo la esperanza de que haya una colocación antes de fin de año", pero "habrá presión al sondear a los mercados durante los próximos diez días, antes de que se tranquilicen antes de las vacaciones de Navidad", afirma. "El ambiente actual", añade, "está lejos de ser benigno".

Por su parte, Credit Suisse cita como aspecto negativo la "volatilidad del mercado", pero destaca el "compromiso de las partes para realizar la emisión". Además, recuerda que los bonos tendrán una vida de entre uno y 16 años.

Por último, los analistas de JP Morgan atribuyen los riesgos de la operación a la "crisis macroeconómica" y duda de si los mercados tendrán capacidad para afrontar la emisión. "La incertidumbre consiste ahora en saber si los mercados estarán abiertos a cualquier colocación", advierten.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies