CCOO dice que el dividendo de Endesa es "un escándalo financiero e industrial"

Sede De Endesa
EUROPA PRESS
Actualizado 09/12/2014 3:31:28 CET

Enel ya ha recuperado en seis años el importe de la compra de la eléctrica sin apenas desprenderse de activos, según el sindicato

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

CCOO considera que el reparto este miércoles de los dos dividendos extraordinarios de Endesa tras la venta a Enel de los activos latinoamericanos es "uno de los mayores escándalos financieros e industriales desde la Transición", según un comunicado remitido por el sindicato.

En la nota, CCOO considera que este dividendo "consuma la expropiación de Endesa que inició Aznar y que termina Rajoy", y considera "prioritario" abrir un debate acerca de "la necesidad de disponer de un operador público que intervenga en el sector y en el mercado de la energía".

"En un momento en el que la sociedad española asiste indignada a los continuos escándalos y corruptelas que las élites políticas y empresariales cometen con la absoluta inactividad del Gobierno del PP, se acaba de producir uno de los mayores escándalos financieros e industriales desde la Transición", asegura CCOO.

Endesa reparte este miércoles entre sus accionistas 14.606 millones de euros, de los que 8.253 proceden de la venta de los activos latinoamericanos y 6.253 de un segundo dividendo extraordinario.

Para CCOO, estos dividendos son "el resultado de una práctica inaceptable en una empresa regulada de un servicio público esencial como es la electricidad". Mientras se producen "desatinos de esta envergadura", el Gobierno "calla y otorga", afirma.

RECUPERACIÓN DE LA INVERSIÓN.

El sindicato calcula que en seis años Enel ya ha recuperado 38.200 millones a través de Endesa, un valor "semejante al que tuvo que desembolsar por su compra y por debajo del valor bursátil de la compañía", con lo que, a vista de que ha mantenido casi todos los activos, han realizado "un auténtico negocio que le ha permitido recuperar la inversión realizada".

Endesa, asegura, va a pasar de ser la primera eléctrica española a "una empresa sin capacidad de crecimiento, al eliminar tanto la generación renovable como la inversión en mercados de futuro".

En opinión de CCOO, la repercusión para el ciudadano es "evidente". "Por una parte se ha producido una pérdida de la fiscalidad de los beneficios del grupo", ya que "los beneficios que se obtenían por la explotación de las inversiones realizadas en Latinoamérica, y que rendían tributo en España, se pierden a partir de ahora".

"SERVICIO PÚBLICO ESENCIAL".

Por otro lado, "la pérdida de toma de decisión y de las actividades transversales es pérdida de empleo directo e indirecto", a lo que se suma "la pérdida de calidad del servicio, por reducción de costes en inversiones", afirma.

"Todo ello se produce en un sector de servicio público esencial para el desarrollo del país y la vida de los ciudadanos, un sector que, a nivel europeo, está fundamentalmente en manos de empresas públicas", señala.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies