Economía/Energía- CNE, CNMV y sus homólogos portugueses advierten de una mayor concentración en la venta de electricidad

Actualizado 04/12/2009 12:20:58 CET

La situación en España "se está corrigiendo" gracias a los últimos desarrollos regulatorios, según los reguladores ibéricos

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Reguladores del Mercado Ibérico de la Eléctricidad (Mibel), en el que participan la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y sus respectivos homólogos portugueses (CMVM y ERSE), considera que el mercado minorista de electricidad presenta en la Península un mayor nivel de concentración.

Según el primer estudio de evaluación del Mibel realizado por este organismo, esta mayor concentración responde "en parte" a la integración entre distribución y comercialización de los operadores responsables, que "ha facilitado históricamente la permanencia de los clientes con las comercializadoras del mismo grupo empresarial".

Además, señala, el desarrollo de la comercialización y la entrada de nuevos competidores se han visto limitados por el problema del déficit de tarifa --diferencia entre ingresos y costes de la generación eléctrica--, lo que ha generado "un retroceso de la participación de los consumidores en el mercado libre".

En todo caso, los reguladores destacan que en España está situación "se está corrigiendo como consecuencia de los recientes desarrollos reglamentarios". En julio, indican, el volumen de energía negociado en el mercado libre se situó en torno al 60% de la demanda total, lo que contrasta con el 27% registrado en Portugal.

En su informe, los reguladores también analizan los resultados de las siete subastas de energía primaria realizadas a nivel ibérico hasta marzo de 2009, en las que se puso en venta un total de 15.730 megavatios (MW), que equivalen al 90% de toda la potencia cedida en el ámbito del Mibel.

En cuanto a las interconexiones eléctricas, indican que la capacidad máxima de intercambio ronda los 1.600 MW en sentido España-Portugal, y los 1.300 MW en el contrario. El grado de interconexión ibérico, señalan, "ha sido históricamente elevado".

APORTACIÓN DEL RÉGIMEN ESPECIAL.

Los reguladores valoran además el funcionamiento de las energías renovables en el Mibel y su contribución a la eficiencia e independencia energética. A estas tecnologías, señalan, debería pedírseles también aportación en potencia disponible, así como una "contribución decidida al desarrollo del mercado".

Además, "es sumamente importante que el incentivo añadido al precio de mercado esté vinculado al mismo, mediante un esquema de techos y suelos a la retribución total que permita un pacto de reparto de riesgos entre la sociedad y el productor en régimen especial", añade. Este esquema de techos y suelos ya se aplica en España para las renovables que participan en el mercado, entre las que no figura la fotovoltaica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies