La CNMC acepta las medidas de E.ON para garantizar la competencia en puntos de conexión

 

La CNMC acepta las medidas de E.ON para garantizar la competencia en puntos de conexión

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, desayuno Europa Press
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 03/11/2014 12:18:57 CET

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Sala de Competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado por concluido el expediente de vigilancia abierto a E.ON España tras aceptar las medidas emprendidas por la compañía hace cuatro años para garantizar la competencia en los puntos de conexión, según una resolución publicada este lunes por el regulador.

   Con esta decisión, el regulador da por cerrado un proceso que se había iniciado como consecuencia de una denuncia de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (Fenie) acerca de prácticas de la empresa limitadoras de la competencia en los puntos de servicio.

   Tras la denuncia y la vigilancia iniciadas por la extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC), E.ON empezó a aplicar una serie de medidas tras las cuales el también extinto regulador de la energía, la Comisión Nacional de la Energía (CNE), no volvió a recibir denuncias al respecto.

   Entre las medidas adoptadas por E.ON España figura la de haber separado "claramente" las funciones técnicas de las comerciales en sus oficinas de atención a los puntos de servicio. El área técnica ha pasado a la sociedad E.ON Distribución, mientras que la comercial corresponde a E.ON Energía y E.ON CUR.

   Para desarrollar la función técnica, E.ON Distribución ha pasado a firmar un nuevo contrato de prestación de servicios técnicos con los instaladores autorizados para la operación de los equipos de medida y control de la red de baja tensión.

CONCURSOS PÚBLICOS.

   A través de un concurso público, la compañía viene celebrando con instaladores autorizados en baja tensión un contrato en el que se delimitan los servicios que han de prestar los adjudicatarios, entre ellos las modificaciones de potencia y cambios de comercializadora.

   Estos contratos, de tres años de duración, se anuncian en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y a ellos que pueden concurrir todas las empresas instaladoras que cumplan determinados requisitos de capacidad técnica y económica, según los compromisos de E.ON. "Cumplidos estos requisitos, la adjudicación se realizará en función de un criterio meramente económico", señala.

NUEVA ZONAS DE GESTIÓN.

   Otra de las medidas consiste en dividir las áreas de E.ON Distribución en nueve zonas de gestión y otorgar un único contrato en cada una de ellas. Salvo casos excepcionales, el contratista disfruta de exclusividad en la prestación de los servicios técnicos por cuenta de la distribuidora en su zona.

   Con el fin de reducir al máximo el contacto entre los contratistas y el cliente final, E.ON ha decidido internalizar las gestiones de atención a los usuarios conectados a su red de distribución. De este modo, se limita el contacto entre el instalador designado y los clientes hasta el final del proceso de alta de un nuevo suministro o modificación de uno ya existente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies