Endesa e Iberdrola compran el 70% de MW de la segunda subasta de energía para suministro a tarifa

Actualizado 19/09/2007 16:29:10 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Endesa e Iberdrola se han adjudicado el 70% de los 6.500 megavatios (MW) de electricidad adquiridos en la segunda subasta CESUR, destinada a la compra de energía para el suministro de electricidad a tarifa en el último trimestre del año, celebrada ayer, informó hoy el Ministerio de Industria.

En concreto, Endesa compró el 35% de la energía, el mismo porcentaje que Iberdrola; mientras que la portuguesa EDP se hizo con un 12%, Unión Fenosa con un 11%, HC con un 4% y Viesgo con el 3% restante.

Esta subasta está destinada a la adquisición de energía eléctrica a plazo por parte de las distribuidoras de electricidad para el suministro a tarifa. Su objetivo, según Industria, es impulsar la competencia en el sector eléctrico mayorista y minorista.

En esta segunda subasta participaron 26 agentes vendedores cualificados (generadores, comercializadores y agentes externos, así como sus representantes). Como resultado, las cinco referidas distribuidoras españolas y la portuguesa adquirieron un total de 6.500 MW de producto base para el suministro a tarifa en el último trimestre de 2007.

Vendedores y distribuidores procederán en las próximas 72 horas a la firma de los contratos bilaterales, una vez que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha validado los resultados confirmando que el proceso se ha desarrollado de forma competitiva, objetiva y no discriminatoria.

Las subastas CESUR constituyen una de las tres modalidades de adquisición de energía para su venta a los consumidores a tarifa, junto a las adquisiciones diarias e intradiarias en tiempo real en el mercado gestionado por OMEL y las compras a plazo en el mercado organizado de OMIP.

Según Industria, estas subastas suponen una herramienta "clave" para preparar la entrada en vigor de las tarifas de último recurso. Con ellas se facilita un mecanismo automático de determinación de dichas tarifas.

La subasta es del tipo "reloj con precio descendente", esto es, la asignación de la energía y la determinación del precio se articula a través de un procedimiento en el que, partiendo de la cantidad de energía a suministrar para el conjunto de los distribuidores y de un precio de salida, se procede a una reducción progresiva del precio hasta llegar al equilibrio entre la oferta y la demanda.

El precio de cierre se produjo tras 15 rondas y quedó establecido en 38,45 euros por MW a la hora. En el caso de la primera subasta el precio de cierre fue 46,27 euros por MW a la hora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies