Francia estudia aplicar una 'ecotasa' a partir de 2011

Actualizado 10/06/2009 16:15:57 CET

PARIS, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno francés estudiará la creación de un impuesto para gravar las emisiones de CO2 e incitar el ahorro energético y un menor uso de fuentes de energías fósiles. Sin embargo, esta 'ecotasa', a la que el Ejecutivo francés llama 'contribución clima-energía', no se aplicará antes de 2011, según indicó el ministro de Ecología, Jean-Louis Borloo.

La idea barajada por Francia es "integrar" los efectos de las emisiones responsables del calentamiento climático en el sistema de precios a través de una tasa sobre el consumo de energías fósiles, que se verá "compensada" por una reducción de las retenciones fiscales obligatorias para mantener así el poder adquisitivo de los franceses y la competitividad de las empresas.

Borloo lanzó hoy, junto a la ministra de Economía, Christine Lagarde, el debate sobre este asunto y un 'Libro Blanco' con propuestas recogerá las contribuciones y opiniones para preparar una conferencia de expertos que se reunirá los próximos 2 y 3 de julio para presentar sus conclusiones.

La llamada 'contribución clima-energía' forma parte de las cinco propuestas del Pacto Ecológico que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se comprometió a estudiar en el marco del Grupo de Trabajo denominado 'Grenelle del Medio Ambiente' en octubre de 2007.

Al fijar un precio por tonelada de CO2 emitida a la atmósfera, este tipo de impuesto es considerado por los ecologistas como una medida imprescindible para reducir el consumo de energías fósiles. Sin embargo, el Gobierno francés se muestra prudente y la decisión última sobre la 'ecotasa' la tomará el presidente Sarkozy.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies