REE y Enagás prevén una recuperación en el consumo de energía en los próximos meses

Actualizado 20/07/2009 21:25:02 CET

SANTANDER, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gestores de la red eléctrica y del sistema gasista, Red Eléctrica de España (REE) y Enagás, respectivamente, confían en una recuperación del consumo de energía a partir de los próximos meses, con descensos menores que en los primeros meses del año.

Así lo manifestaron hoy en Santander el presidente de REE, Luis Atienza, y el presidente de Enagás, Antonio Llardén, que participaron en una mesa redonda, junto al presidente de CLH, José Luis López de Silanes.

Así, según detalló Atienza, el punto más bajo de consumo de esta energía pudo haberse alcanzado el pasado mes de abril, con una reducción del 9% en términos interanuales, y a partir de entonces se detectó una "recuperación".

Los siguientes meses se han producido datos negativos, de dos y tres por ciento, así que se considera que "ha pasado la caída" que se inició el año pasado. "Seguimos cayendo, pero el ritmo de la caída es menor", aseveró Atienza, quien precisó que, además, estos datos son en comparación con los meses previos al "estallido" de la crisis, el año pasado tras el verano, cuando se produjo la quiebra de Lehman Brothers.

Por tanto, si continúa esta tendencia, se confía en cerrar el año con "tasa más favorables", todavía negativas para el conjunto de 2009, pero el último trimestre del año se darán ya tasas interanuales positivos. "Y eso son brotes verdes que merece la pena regar", sostuvo Atienza.

Por su parte, Antonio Llardén explicó que el consumo de gas bajó en los primeros seis meses del año un 15% de medio. En concreto, el descenso fue de un 10% en industrias y hogares, en un dato "ligado directamente a la crisis", mientras que el gas para generar electricidad bajó en un 22%.

Sin embargo, los datos del 15 de julio ya arrojan un descenso medio menor, de un 14%, de un 10%, igual que hasta ahora, en industrias y hogares, pero de un 20%, inferior al 22 actual, en el necesario para la electricidad, donde se percibe un "repunte".

En base a estos datos que maneja, el responsable de Enagás considera que el consumo "probablemente" se recupere en los próximos meses, de forma que, aunque no se cierre el año con cifras positivas, el descenso será de un 10%, igual que el año pasado, y se espera volver a las cifras de 2007.

Mientras, el presidente de CLH subrayó que este consumo sigue siendo de los principales, y pronosticó que su demanda seguirá creciendo en los próximos años, en concreto, hasta la fecha del 2030.

ENERGÍAS RENOVABLES

Los tres participaron en la mesa redonda 'Garantía y fiabilidad del suministro', organizado dentro del encuentro 'Hacia una nueva política energética europea: el desarrollo de mercados sostenibles', en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Los representantes de REE y de Enagás coincidieron en destacar que en España el consumo es "seguro" debido a que esta diversificado. En el caso del gas, procede de 10 países diferentes, lo que proporciona una "gran seguridad", y en el de la electricidad, esta es "notable" por su estructura "diversificada" y la "flexibilidad en la gestión".

Los presidentes de las empresas distribuidoras de gas y electricidad defendieron el papel de estas energías en el desarrollo de las energías renovables.

Así, desde Red Eléctrica se subrayó que para cumplir el objetivo del 20% de renovables, la penetración de la electricidad debe llegar al 40%, porque estas nuevas energías necesitan una "potencia firme" de respaldo. Y Llardén, de Enagás, destacó que el gas actúa de "back up" de las energías renovables, ya que se necesita redes de alta presión de esta energía para que se pueda seguir utilizando "cuando no haya viento o agua".

Atienza puso como ejemplo el uso del vehículo eléctrico, del que dijo que sería un "aliado de las energías renovables". Según el presidente de REE, un 30% de automóviles podría ser eléctrico, sin necesidad de aumentar la cogeneración, simplemente aprovechando la "capacidad de generación ociosa", como la que se da en las madrugadas.

Por su parte, el presidente de CLH achacó los problemas con los precios del petróleo a que han sido "estables" durante un período muy prolongado de tiempo, lo que tuvo como consecuencia que se "impedía hacer exploraciones", teniendo en cuenta que estas son costosas y, cada vez más, se desarrollan en otros países, lejanos geográficamente y con el crudo en manos de compañías estatales. Esto provoco dificultades en hallar nuevas reservas, señaló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies