Economía/Energía.- Sebastián dice que importan más "las razones" que las cifras en el informe de la CNE sobre tarifas

Actualizado 19/05/2008 16:20:47 CET

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró hoy que en el análisis que realice su departamento acerca de la propuesta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) primarán "los motivos y las razones" sobre las cifras.

En unas declaraciones en el Senado, donde participó en la presentación del Observatorio de Gobierno de Economía Internacional, Sebastián dijo creer que el informe del regulador energético, en el que se propone una subida del 11,3% de la tarifa a partir del 1 de julio, ha sido recibido hoy por Industria.

"Todavía no hemos tenido ocasión de estudiarlo" y "me gustaría leer el informe porque lo importante son los motivos y las razones más que las cifras", aseguró el ministro, cuyo departamento tendrá la última palabra acerca de la revisión de la tarifa de la luz.

Este informe de la CNE tiene como novedad que hasta el momento era el Ministerio de Industria el que remitía una propuesta trimestral de revisión del precio de la luz al regulador, que se encargaba de elaborar una opinión no vinculante después de haberla consultado con el sector, agrupado en torno al consejo consultivo de la electricidad.

No obstante, a partir de la revisión del próximo 1 de julio es el propio regulador energético el organismo encargado de elaborar la propuesta tarifaria que se envía a Industria, que a su vez elabora un borrador de orden ministerial. Este borrador pasará de nuevo por la CNE, que lo devolverá al Ministerio para que tome una decisión definitiva.

CIFRAS Y SUGERENCIAS.

Aparte de proponer una subida de hasta el 11,3%, que corresponde a uno de los varios escenarios contemplados por la CNE en su informe, el regulador aprovecha la propuesta para sugerir al departamento de Sebastián un cambio regulatorio de los mercados mayoristas de la electricidad.

El organismo presidido por María Teresa Costa entiende que los últimos cambios en el modelo regulatorio --cancelación de los costes de transición a la competencia (CTC), modificación del mecanismo de garantía de potencia y sustitución por el sistema de pagos por capacidad o introducción de los derechos de emisión de CO2-- han afectado negativamente a su eficiencia.

Para el regulador, los cambios podrían afectar a la brecha entre los precios de generación a través de combustibles fósiles y a través de otras fuentes energéticas como la hidráulica y nuclear. En el mercado mayorista, el precio al que se paga la generación de cualquier tipo es el que marca la fuente más cara a la que se ha recurrido.

La CNE tiene previsto cuantificar la brecha entre los precios de mercado de unas tecnologías y otras en la próxima reunión de su consejo.Este análisis, crucial para la retribución de toda la generación, completará la propuesta sobre tarifas.

DOS REUNIONES ESTA SEMANA.

Fuentes del regulador indicaron a Europa Press que el organismo celebrará mañana una reunión para abordar cuestiones de menor trascendencia, y que el jueves podría estudiar este asunto y otros pendientes, como el recurso de alzada de Iberdrola contra el poder de ACS en su accionariado. No obstante, el orden del día no está aún aprobado, por lo que aún es pronto para conocer el contenido de la reunión del jueves.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dijo el viernes que el Gobierno intentará conciliar el informe de la CNE con la posición de las empresas y los consumidores, y adoptar tras ello una decisión "motivada y razonada".

El Ejecutivo se había comprometido durante la pasada legislatura a aplicar subidas de la luz por debajo de la inflación, a pesar de que en el sector, CNE incluida, se advertía de que el problema del déficit tarifario iba en aumento y de que tarde o temprano sería necesario aplicar subidas que reflejasen el precio real de la electricia.