Sedigás prevé un descenso del 10% en la demanda de gas en 2009

 

Sedigás prevé un descenso del 10% en la demanda de gas en 2009

Actualizado 17/06/2009 16:33:29 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española del Gas (Sedigás) espera que la demanda de gas se sitúe en 2009 en el mismo nivel de hace dos años, esto es, en torno a los 407 teravatios hora (Twh), lo que supondrá un descenso del 10% con respecto al nivel de 2008.

Durante la rueda de prensa de presentación de un informe sobre la contribución española a la seguridad de suministro en la UE, el presidente de la asociación, Antonio Peris, señaló que, tras cuatro meses de fuerte caída, "se está viendo una recuperación con respecto al valor del año pasado", marcado por un repunte en la demanda de gas para generación eléctrica.

El fuerte consumo de comienzos de 2008 se debió a la baja pluviosidad y al escaso viento, que redujeron la generación hidráulica y eólica, y que hicieron al país más dependiente de la generación eléctrica a partir de gas.

Mientras la demanda de los domésticos estuvo relacionada con un invierno especialmente frío y responde a la estacionalidad, la demanda industrial, que equivale al 30% del total, "·está siguiendo la evolución de la economía, y si el sector productivo reduce el consumo, eso afecta a la demanda", explicó.

Por otro lado, Peris avanzó que tras la entrada en funcionamiento del gasoducto Medgaz, prevista para finales de este año, y su posterior puesta en máximo rendimiento, la dependencia del gas argelino pasará del 36% a un nivel cerca de diez puntos superior, aunque aún por debajo del 50%.

Además, el gasoducto argelino, que transportará 8 bcm (8.000 millones de metros cúbicos) de gas, aportará un volumen equivalente al 20% de la demanda española e igualará el porcentaje de gas llegado al país por canalización con el llegado en GNL (gas natural licuado).

ARMONIZACIÓN REGULATORIA.

El presidente de Sedigás defendió además una "armonización regulatoria en la UE que permita gestionar los flujos entre los países" y, con ello, acabar con la condición de "isla energética" española y permitir su integración en el mercado comunitario.

Peris explicó que el sistema gasista español aún debe mejorar sus interconexiones con Francia y elevar el nivel de almacenamiento subterráneo de gas, con el objetivo de elevar del 5% al 11% esta reserva y aproximarse a la media comunitaria, situada en torno al 15%.

Sedigás, señaló, ya se ha reunido con la Secretaría de Estado de Energía para informar de su visión acerca del encaje estratégico del sector en España, y dice haber encontrado "sintonía" con sus planteamientos no sólo en el Ministerio de Industria, sino también en la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

MÁS DE 6.000 TRABAJADORES.

El sector, según los datos de Sedigás, emplea de forma directa a 6.171 trabajadores y genera un excedente de gas del 17% que puede ser utilizado para responder a situaciones puntuales de desabastecimiento y, con el desarrollo de las interconexiones, para su venta en el exterior.

La planificación energética hasta 2016 contempla la ampliación de la interconexión de Larrau, que pasará de suministrar 2,6 bcm a Francia a 5,2 bcm, así como el desarrollo de la interconexión Midcat, por el Este de los Pirineros, cuya capacidad alcanzará en 2015 los 13,5 bcm.

España fue en 2008 el quinto mayor consumidor de gas de la UE. Los ciclos combinados, que utilizan el gas como combustible, aportaron el año pasado el 24% de la energía del 'mix' de generación.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies