Los transportistas por carretera denuncian "graves problemas financieros" por el coste del carburante

CARRETERA, TRÁFICO, CAMIÓN
EUROPA PRESS
Actualizado 21/05/2013 13:24:59 CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) denuncian los "graves problemas financieros" a los que se ven abocadas las empresas del sector como consecuencia del coste del combustible, que representa el 40% de los totales.

Además, aseguran que "las petroleras se están beneficiando de la caída de los precios del petróleo" y experimentando "un aumento sustancial de sus márgenes brutos", según se aprecia en el último informe de supervisión mensual de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La caída del precio del petróleo internacional, afirman los transportistas, no llega a los usuarios finales, ya que las empresas de distribución están aprovechando la coyuntura para aumentar sus márgenes de ingresos.

Además, ASTIC y CETM aluden al "entramado de cargas impositivas estatales, especiales y autonómicas que hacen que el panorama en los surtidores sea sensiblemente distinto" al que recogen las cotizaciones internacionales.

"Para las empresas de transporte por carretera", afirman, "la partida de combustible representa un 40% de sus costes de funcionamiento, por lo que esta situación hace que muchas compañías se vean inmersas en graves problemas financieros ajenos a su gestión o incluso abocadas al cierre".

El informe de la CNE al que aluden las asociacuiones indica que, a pesar de la caída de la demanda de combustibles, los márgenes brutos de distribución de los operadores se incrementaron nuevamente en los primeros meses del año, hasta registrar subidas acumuladas del 31% y del 13% en gasolina y gasóleo, respectivamente.

ASTIC y CETM expresan su malestar ante este "desequilibrio" entre los márgenes de unas empresas y las dificultades de otras, ya que "castiga, en favor de los distribuidores, al sector del transporte por carretera, que ha perdido en los últimos dos años unas 30.000 empresas".

El transporte por carretera, aseguran, es un sector "clave para la economía española en general y para las exportaciones en particular, que actualmente sustentan la balanza comercial en España".

Pese a ello, "sigue maltratado en comparación con otros sectores como el ferroviario, la pesca o la agricultura", a los que se les ofrecen regímenes de fiscalidad sobre combustibles "mucho más favorables", señalan.