Los transportistas dicen que la falta de competencia en carburantes les cuesta 1.000 millones al año

CARRETERA, TRÁFICO, CAMIÓN
EUROPA PRESS
Publicado 15/12/2014 13:59:47CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer) asegura que la falta de competencia en el sector de los carburantes genera un sobrecoste anual de 1.000 millones de euros a las 103.000 empresas del sector.

En una nota, la federación señala que, tras constatar esta carga sobre el sector, ha pedido formalmente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que aplique "sanciones ejemplarizantes" contra los operadores petrolíferos en los expedientes de investigación que tramita.

Para los transportistas, el regulador aplicó en el anterior expediente abierto a estas empresas, iniciado en 2008, unas sanciones "aboslutamente insuficientes" por valor de 8 millones de euros, a pesar de que "solo en el caso de Repsol se superaban los 60.000 millones" en volumen de facturación.

En los últimos años, Fenadismer dice haber venido detectando que las restricciones a la competencia "se han agravado más aún", hasta el punto de que los márgenes de los operadores han aumentado de forma "alarmante" entre junio de 2008 y octubre de este año.

Esta circunstancia ha tenido como consecuencia que "la importante reducción en el precio del crudo internacional apenas se ha trasladado al precio final de los carburantes". El litro de crudo cuesta ahora 10 céntimos menos que junio de 2008, si bien el de gasóleo solo se ha reducido en un céntimo.

Esta falta de traslación aplicada sobre los 10,5 millones de litros de gasóleo de automoción consumidos por los transportistas al cabo de un año, que equivalen al 51% de todo el que se demanda en España, arroja la cifra de 1.000 millones de sobrecostes ofrecida por Fenadismer.

La federación recuerda que España es el séptimo país de la UE con los precios de carburantes antes de impuestos más elevados y reclama que los expedientes abiertos en julio de 2013 contra las petroleras deriven en "sanciones máximas" para estas compañías, lo que implicaría multas por hasta el 10% de su volumen de negocio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies