Las Cámaras creen que el cierre perjudicará la competitividad y el desarrollo de la economía española

Actualizado 02/07/2009 21:52:40 CET

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de España expresó hoy su preocupación tras el anuncio del Gobierno del cierre de la central nuclear de Garoña en 2013 por las implicaciones negativas que esta decisión va a suponer para la competitividad de las empresas y para el desarrollo de la economía española.

En un comunicado, la organización señaló que esta decisión afectará "de forma desfavorable" a la calidad y a la disposición de la energía a unos precios competitivos y puede suponer un mayor incremento del "ya elevado déficit comercial español", en el que la energía es una parte muy considerable.

A juicio de la organización, la alternativa a la energía que hasta ahora suministraba la central nuclear de Garoña tendrá que ser sustituida por otras opciones energéticas, cuyas consecuencias pueden ser emisiones más altas de CO2, en el caso de las centrales de ciclo combinado, o por costes sensiblemente más elevados, como es el caso de las renovables.

"No podemos olvidar, de igual forma, que el desarrollo de las energías renovables en España que se está produciendo con importantes subvenciones en unos momentos en los que el déficit público ya se ha situado en niveles muy elevados", añade el Consejo.

Esta decisión, en opinión de las Cámaras, más allá de lo que supone Garoña, es de una enorme trascendencia y requiere, con más urgencia que nunca, el estudio y la aprobación de un nuevo Plan Energético Nacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies