Economía/PGE.- (Amp.) Soria confía en que la luz bajará en 2014 más que el año pasado y que no habrá déficit tarifario

José Manuel Soria, ministro de Industria
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2015 18:55:46 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, confía en que la luz bajará este año más de lo que lo hizo en 2013, cuando según el Instituto Nacional de Estadística (INE) el precio de la electricidad se redujo más de un 3%, y asegura también que al finalizar este ejercicio no habrá nuevo déficit tarifario.

Así lo ha señalado este miércoles durante su defensa de las cuentas del Ministerio que se contemplan en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 ante el Pleno del Congreso.

Soria ha recordado que entre 2003 y 2012 la luz subió un 5,9% anual de media, mientras que el año pasado se produjo la primera caída de la década, de aproximadamente el 3,7%. "Y en 2014 confirmo que habrá una caída en el precio de la electricidad que, aunque aún no sabemos la proporción, será superior a la que hubo en 2013, teniendo en cuenta la evolución del precio de la electricidad entre enero y octubre y las previsiones de los mercados de futuros", ha añadido el ministro.

Su secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ya insistió este martes durante una comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso en que el coste de la electricidad cerrará este año alrededor de un 4% por debajo del ejercicio 2013. Una evolución que, según Soria, "ya se está traduciendo en un incremento de la competitividad" industrial.

REFORMA DEL SISTEMA

Por otra parte, ha destacado que en 2014 se prevé "equilibrio" presupuestario en el sistema eléctrico "por primera vez en diez años", lo que contrasta con los 3.200 millones de euros de déficit tarifario del año pasado, que se sumaron a los 30.000 millones acumulados en pasados ejercicios.

Esto se ha conseguido gracias a la reforma del sistema eléctrico, a la que se ha sumado la primera parte de la reforma del sistema gasístico --en lo relativo a la distribución--, que "en breve" se completará con cambios en la organización de este mercado.

"Y está todo dispuesto para que las centrales nucleares aumenten su vida útil, siempre y cuando cumplan con todas las prescripciones y condiciones de seguridad establecidas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)", ha añadido, defendiendo además las prospecciones de exploración de hidrocarburos porque "un país que importa el 99,8% de los hidrocarburos que consume no puede permitirse el lujo de no saber si tiene recursos".

REINDUSTRIALIZAR ESPAÑA

Soria, que ha destacado que las consignaciones para su Ministerio son de las que más suben --un 12%, que llega hasta el 27,2% si se excluyen los 4.300 millones previstos como aportaciones al sector eléctrico--, ha asegurado que estos Presupuestos suponen "una fuerte apuesta por la reindustrialización, no sólo de sectores tradicionales, sino también de la economía digital, las telecomunicaciones y la sociedad de la información".

Sin embargo, no ha mencionado ninguna de las reformas legales o proyectos que se pondrán en marcha el año próximo, al margen de mencionar que hay un 30% de las medidas de la Agenda para el Fortalecimiento Industrial de España pendientes de echar a andar.

Así, se ha centrado en recordar medidas ya aprobadas, como la Ley General de Telecomunicaciones, que "ya está permitiendo aumentar las inversiones en redes de banda ancha para aprovechar el caudal de hiperconectividad que se verá en los próximos diez años", o el dividendo digital, y ha puesto en valor el "incremento espectacular" en la fabricación y venta de automóviles, la "recuperación clara" de los pedidos en el naval y la vuelta al "protagonismo" de las empresas españolas en el ámbito espacial.

"Hoy ya nadie habla en España de aquello que se decía de que la mejor política industrial era la que no existía. Hoy claramente está sobre la mesa de debate la necesidad de reindustrializar la economía española, en línea con lo que desde el Gobierno venimos haciendo desde el inicio de la legislatura", ha añadido.

En cuanto al turismo, se ha limitado a recordar el "entorno favorable" en el que se mueve el sector, marcando récord de visitantes y de gasto por visitante tanto el año pasado como éste, así como a destacar la recuperación del turismo interior y exterior de los propios españoles.

PRESUPUESTO INÚTIL

Sin embargo, los portavoces de la oposición discrepan ampliamente de esta interpretación de las cuentas de 2015. La socialista Patricia Blanquer ha asegurado que los Presupuestos del Ministerio de Industria "no dan respuesta al gran reto del país", el paro, que exige "un cambio de modelo productivo que impulse un nuevo patrón de crecimiento sólido y que genere empleo estable y no precario".

En este punto, ha recordado que los propios programas presupuestarios estiman una creación de empleo "un 30% inferior a la que se generaba en 2011", y ha dudado también de que se vaya a terminar con el déficit tarifario, a la luz de las propias transferencias previstas en los Presupuestos.

"El mañana está por venir, hoy su presupuesto le desmiente. Así que el balance es: mayor déficit, un gran daño a las renovables, costes energéticos que continúan siendo un gran 'handicap' para la competitividad de las industrias y un coste eléctrico que los ciudadanos perciben como más alto, digan ustedes lo que digan", ha zanjado.

¿Y LA POBREZA ENERGÉTICA?

El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, cree que estas cuentas "hacen poco por revertir la pérdida de peso de la industria en el PIB" español y además favorecen que el incremento de la actividad turística "no tenga ninguna repercusión en la creación de empleo" como consecuencia de la aplicación de la reforma laboral.

No obstante, el grueso de su discurso se ha centrado en la materia energética, criticando que "no sólo no se destine ni un euro a las renovables sino que se impida" su desarrollo o el del autoconsumo, que se perjudique al medio ambiente, que se apueste "claramente" por las nucleares y el petróleo, incluso "contra las comunidades autónomas y a costa de dañar su economía", y que no haya "nada para combatir la pobreza energética" cuando ése debería ser "el eje fundamental" del Presupuesto.

Toni Cantó, de UPyD, ha recordado que una de las cosas que más afectan a la credibilidad de la economía y la competitividad empresarial es la corrupción, un problema "que no se está solucionando", y además ha dudado de que con estos Presupuestos la industria pueda llegar al peso que le correspondería en la economía nacional.

"Estos Presupuestos son continuistas y no terminarán de arreglar los problemas", cree el diputado magenta, lamentando que se piense en el turismo como se hacía durante el Franquismo, en función únicamente del número de turistas y no de los ingresos que generan o del tipo de sectores que potencian; y reconociendo la "sensación" de la sociedad de que el Gobierno trabajar para el lobby energético y no para los ciudadanos.

Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha defendido las enmiendas de su grupo, que pretenden "poder habilitar mecanismos efectivos para luchar contra el paro" a través de la actividad industrial, a través de la dotación de más recursos para la reindustrialización y para el refuerzo de los parques tecnológicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies