Economía.- PSOE propone prohibir a las petroleras renovar contratos con gasolineras si así superan el 25% del mercado

Pilar Lucio y Román Ruiz presentan una iniciativa sobre el precio de la gasolina
GRUPO SOCIALISTA
Publicado 29/01/2015 15:09:05CET

Recomiendan nuevos límites de participación a los accionistas de CLH para evitar su captura y dan más participación a la CNMC

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha registrado este jueves en el Congreso una proposición de ley para incrementar la competencia en el ámbito de la distribución de carburantes y acabar con el oligopolio de este sector, propuesta que pasa por prohibir la renovación de contratos entre gasolineras y petroleras que copen más del 25% del mercado, reduciendo además el porcentaje máximo permitido actualmente en cinco puntos.

La portavoz parlamentaria de Medio Ambiente, Pilar Lucio y el portavoz adjunto de Energía, Román Ruiz, han presentado en rueda de prensa su iniciativa, que pasa por modificar cuatro leyes, entre ellas la reforma del sector de la distribución de combustibles que el Ejecutivo 'popular' aprobó en 2013 mediante la Ley de Apoyo al Emprendedor y que, según los socialistas, ha sido "claramente insuficiente".

Por eso, plantean rebajar la cuota de mercado máxima permitida en cada provincia del 30% actual al 25% de las instalaciones --incluyendo las propias, las cedidas o las que tienen contratos de exclusividad--, lo que a su juicio facilitaría la entrada al mercado de nuevos operadores mayoristas, segmento en el que se encuentran los problemas de falta de competencia.

"El objetivo no es tanto aumentar el número de gasolineras como que los operadores mayoristas compitan entre ellos por los distribuidores. Por muchas gasolineras que tengamos, si todas tienen que beber de la misma fuente no mejora la competencia", ha resumido Ruiz.

DIEZ AÑOS EN VIGOR

Este tope deberá estar vigente durante al menos diez años, aunque los operadores mayoristas deberían ajustarse al nuevo régimen en un ejercicio, quedando prohibida tanto la ampliación del número de instalaciones en propiedad o gestión como la renovación de contratos de suministro en exclusiva actualmente en vigor si con ello se supera el porcentaje máximo permitido. En caso de incumplimiento, la CNMC debería tener la potestad de aplicar el régimen sancionador previsto en la Ley de Hidrocarburos.

Dado que los problemas de falta de competencia se concentran sobre todo en las áreas con mayor demanda del país, los socialistas explican que sería necesario sacar nuevas licitaciones con las condiciones de competencia que fije la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) teniendo en cuenta "el grado de competencia y la estructura del mercado en el área de influencia" de la estación o incluso permitir la instalación de varias gasolineras en las mismas áreas de servicio.

No obstante, los socialistas plantean también que las gasolineras situadas en establecimientos comerciales, centros comerciales, parques comerciales, establecimientos de inspección técnica de vehículos (ITV) y polígonos industriales puedan abrir con una mera declaración responsable.

RED DE TRANSPORTE

Con respecto a la red de transporte, el PSOE propone reducir las obligaciones de existencias mínimas de seguridad a los nuevos operadores cuyas ventas sean inferiores a las 1.000 toneladas equivalentes de petróleo (tep) para facilitar su entrada en el mercado.

Además, se faculta a la CNMC a autorizar las tarifas por el uso de la red de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), que únicamente podrá incluir los servicios básicos de recepción, transporte y expedición, y que deberá calcularse con una metodología "objetiva, transparente y no discriminatoria".

Para evitar la captura de CLH por parte de cualquier empresa de refino y comercialización de carburantes, el PSOE propone pasar del tope del 25% del capital o los derechos de voto en la entidad, a un máximo del 10% del capital o del 6% de los derechos de voto en manos de un mismo accionista, "no pudiendo sindicarse las acciones a ningún efecto".

Asimismo, la suma de las participaciones directas o indirectas de los accionistas con capacidad de refino en España no podrá superar el 30% del capital social de CLH, frente al 45% establecido como techo actualmente. "Se trata de que el presidente del operador de la red no pueda ser de una petrolera", ha apostillado el socialista Román Ruiz.

MÁS TRANSPARENCIA

Para incrementar la transparencia en el sector de los combustibles de automoción, el principal partido de la oposición propone mejorar la información que el Ministerio de Industria publica en su página web sobre las gasolineras más baratas de cada provincia.

Asimismo, se recoge la necesidad de "avanzar en la armonización metodológica a nivel europeo" sobre el cálculo de los precios de combustibles al consumidor, planteando la posibilidad de que Industria y la CNMC revisen la metodología actual y proponga a la UE un procedimiento común para todos los estados miembros, de modo que los datos de precios sean comparables.

Igualmente, se faculta a la Comisión para "informar los proyectos y proposiciones de normas del Gobierno" y para "dirigir las propuestas de elaboración y reforma normativa" de modo que pueda "promover la existencia de una verdadera competencia efectiva" en el sector.

TRES EMPRESAS TIENEN EL 85% DEL SECTOR

Según Román Ruiz, la reforma 'popular' de hace dos años no ha surtido los efectos deseados porque se centró fundamentalmente en el segmento minorista, cuando en España el 85% del mercado está en manos de tres operadores mayoristas, uno de los cuales copa más del 45% de las ventas totales.

Además, a su juicio permitir la renovación de contratos con gasolineras aunque se superara el tope máximo permitido supone en la práctica "un brindis al sol" y no acabar con la inoperancia del sector.

Por eso, sólo atajando las ineficiencias del sector mayorista se podrá conseguir que España deje de ser el país de la UE donde los operadores tienen los mayores márgenes de beneficio bruto antes de impuestos, como sucede actualmente, y que los consumidores finales paguen menos por el combustible.

El diputado socialista ha explicado --aunque no consta en el texto de la iniciativa, recogida por Europa Press- que también debería permitirse a los pequeños distribuidores que actualmente llevan combustible, por ejemplo, para la calefacción doméstica o para explotaciones agrícolas servir a gasolineras de pequeño tamaño, aprovechando así los precios más reducidos a los que ellos tienen acceso e incrementando la competencia.

"Todo esto lo haremos si somos Gobierno", ha añadido Ruiz, que cree que el escenario idóneo sería en el que hubiera al menos una docena de operadores mayoristas y en el que el precio del combustible que paga el consumidor final estuviera unos cuatro o cinco céntimos por debajo del actual, situándose así en la media de los países de nuestro entorno.

Pilar Lucio, por su parte, ha subrayado también que el objetivo es "incrementar la competencia para terminar con el dictado del oligopolio" actualmente existente, que "fija precios e impide una competencia real y efectiva" y ha recordado que tanto la CNMC como la extinta Comisión Nacional de la Energía (CNE) llevan años alertando de esta situación y reclamando una intervención.

"Es una propuesta equitativa para permitir que la recuperación sea más justa para todos. Hay que frenar los abusos que hacen que nuestro mercado sea poco competitivo, y el PSOE está totalmente decidido a hacerlo", ha añadido la diputada extremeña, avanzando que habrá nuevas iniciativas parlamentarias en este sentido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies