Rajoy, Hollande, Passos Coelho y Juncker buscan impulsar las interconexiones

Publicado 01/03/2015 12:59:33CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de España, Francia y Portugal celebrarán este miércoles, día 4 de marzo, una cumbre en Madrid, a la que también asistirá el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que tendrá por objetivo impulsar las interconexiones energéticas entre la Península Ibérica y el resto de Europa.

El compromiso de esta reunión surgió a finales del año pasado en el marco del Consejo Europeo y el objetivo es presentar proyectos conjuntos de interconexiones energéticas para obtener financiación del plan de inversiones del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que pretende movilizar 315.000 millones de euros.

En la cumbre participarán, junto a Juncker, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, quienes buscarán alcanzar "compromisos rigurosos" en materia de interconexiones, tal y como señaló hace unas semanas el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete.

El objetivo de la cumbre será dar un espaldarazo definitivo a las interconexiones, un gran problema que aisla energéticamente tanto a España como a Portugal, tal y como constató esta semana la Comisión Europea.

OBJETIVO DEL 10% EN 2020.

En la presentación de la estrategia comunitaria para lograr una Unión Energética en la UE, Bruselas ya constato que España, junto a Chipre, será el único país de la Unión Europea que no alcanzará el objetivo de llegar en 2020 al menos al 10% de interconexión de la capacidad de producción eléctrica instalada con los actuales proyectos de interés común aprobado, por lo que reclamó más esfuerzos para alcanzar este objetivo.

Además, en su propuesta sobre interconexiones, la Comisión ha anunciado que "dará asistencia y asesoramiento" para "incluir nuevos proyectos" que podrán optar a ayudas europeas como las interconexiones entre Francia y la Península Ibérica entre Navarra-Bordeaux, Sabiñanigo-Marsillon o Monzón-Cazaril en su plan de acción que las regiones deberán presentar con metas y propuestas de interconexión concretos para lograr el 10%.

La interconexión pirenaica entre España y Francia se encuentra actualmente en el 4%, tras la inauguración la pasada semana del proyecto entre Santa-Llogaia y Baixas (Francia), que duplicará la capacidad de interconexión entre el país galo y la Península Ibérica y que también ha recibido ayudas comunitarias.

Sin ir más lejos, en la inauguración junto el primer ministro galo, Manuel Valls, Mariano Rajoy puso la interconexión eléctrica con Francia como ejemplo del ideal europeo de "derribar fronteras artificiales o naturales en lugar de erigirlas, agregar en lugar de desagregar, unir en lugar de desunir, cooperar en lugar de enfrentar, conectar en lugar de desconectar".

Así, entre esos proyectos a futuro sobre la mesa para 'unir' energéticamente a España con Europa se encuentra la interconexión entre Francia y España a través del Golfo de Vizcaya, en fase de estudio y uno de los seis proyectos de interconexión de interés común de interés ya incluidos en la primera lista aprobada de proyectos, y que podría duplicar hasta cerca del 8% la interconexión si se materializa.

En el documento aprobado, Bruselas garantiza que "se movilizarán todos los esfuerzos" para completarlo en 2020 pese a las dudas de su viabilidad por su alto coste. Asimismo, se ha prometido apoyo para el midCat, otro de los seis proyectos ya aprobados en la primera lista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies