Economía.- Soria acusa a Alcoa de ser "poco activa" en la subasta para Coruña y Avilés, pero mucho donde "le interesaba"

José Manuel Soria
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2014 13:17:35 CET

Explica que La Coruña y Alcoa sólo participaron "diez segundos" en la subasta y apenas bajaron 10.000 euros respecto al precio de partida

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha acusado a la multinacional Alcoa de ser la responsable de su actual situación con respecto a las ayudas a la interrumpibilidad, porque fue "poco activa, por no decir nada", en las subastas que afectaban a sus plantas de La Coruña y Avilés (Asturias), donde ni siquiera llegó a los precios de reserva, mientras que donde "realmente le interesaba" --en la planta de San Cipriá (Lugo)-- fue "muy activa" y sí pujó para conseguir los bloques que necesitaba.

Así lo ha señalado ante el Pleno del Congreso durante una interpelación planteada por la diputada del Bloque Nacionalista Galego (BNG) Rosana Pérez. Antes, en la sesión de control al Gobierno, ya había acusado a la empresa de aluminio de no haber participado adecuadamente en la subasta de noviembre, donde mostró una estrategia de puja diferente para sus centros productivos.

En la interpelación, el ministro ha sido aún más explícito al explicar que Alcoa mantuvo una actitud "poco activa" en la subasta para La Coruña y Avilés, donde necesitaba sendos bloques de 90 megavatios (MW) por los que "no llegó a competir ni siquiera hasta su precio de reserva, que es el de referencia basado en sus propios ingresos de 2014". "Ésa fue su actitud", ha criticado.

DIEZ SEGUNDOS DE PUJA

De hecho, Soria ha recordado que apenas dos horas después de la subasta de los paquetes de 90 MW se subastaron también los de 5MW, y que la empresa tuvo la posibilidad de dividir sus necesidades en bloques de esas cantidades, algo que decidió "explícitamente, marcando con una x la casilla correspondiente en el modelo oficial firmado y con DNI del representante de la empresa, y entregado a Red Eléctrica Española (REE) y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)".

Sin embargo, en el momento de pujar, las plantas de La Coruña y de Avilés fueron "las primeras en retirarse, a un precio de 250.000 euros en todas las subastas de 5 MW, donde el precio de salida era de 260.000 euros". "Apenas participaron diez segundos cada una en las subastas, que duraron de media dos minutos", ha añadido el ministro, recordando que en el caso de la planta lucense Alcoa "bajó hasta donde tenía que bajar y obtuvo lo que quería".

Por eso, frente al despido colectivo en sus centros asturiano y gallego que Alcoa atribuye al resultado de la subasta, Soria insiste en que "la atribución es única y exclusivamente a la estrategia deliberada, por un interés legítimo, de la empresa".

"Ha ocurrido la subasta, unos se han llevado y otros no. Es más, algunos tienen más de una fábrica para obtener interrumpibilidad y en unas han bajado mucho y se han llevado (bloques) mientras que en otras no han bajado, se han quedado arriba y, como consecuencia, ahora dicen que van a hacer un ERE. Ésa es la primera preocupación del Gobierno, pero que cada cual responda de lo que ha hecho", ha reiterado.

HABRÁ OTRA SUBASTA

No obstante, el titular de Energía también ha recordado que "en unos días" se convocará una segunda subasta para asignar los 200 millones de euros que no se repartieron el mes pasado. Proceso que se celebrará antes de que finalice el año, aunque Soria no ha podido dar una fecha concreta porque todavía no tiene las condiciones, que deben ser estipuladas por REE tras el informe de la CNMC.

"Era una opción hacer esta subasta o no. La vamos a hacer", ha señalado, valorando que se repartan esos fondos públicos en vez de usarlos para ahorro del sistema y reducción del déficit tarifario.

Sin embargo, también ha recordado que ahora depende de la empresa mostrar un "verdadero interés en obtener interrumpibilidad, generar actividad y salvar el empleo", porque el Gobierno no puede decir a las empresas "cómo pujar" o hasta qué precio llegar.

"Si la empresa puja en condiciones iguales a las que (la primera subasta en San Cipriá) le garantizo que tendrá interrumpibilidad. Pero si no puja en esos términos, entonces habrá que preguntarle a la empresa, no al Gobierno, las razones por las que en un caso se comporta de una manera y en otro caso, de otra", ha afirmado.

SISTEMA "LIBRE, TRANSPARENTE Y COMPETITIVO"

Por otra parte, el ministro ha defendido el cambio de sistema para la asignación de la ininterrumpibilidad, que se deriva de una petición explícita de las propias empresas por su temor a que se presentara ante la UE una demanda contra España por ayuda de Estado ilegal, dado que el anterior método pasaba por una decisión administrativa, en la que el Gobierno asignaba bloques a las empresas que cumplían ciertos requisitos.

De hecho, durante las preguntas parlamentarias, Soria ha llegado a decir que la empresa que "con más empeño" solicitó el cambio fue Alcoa.

Así, tras negociar con Bruselas, el Ejecutivo decidió un sistema de subasta de los 550 millones de euros asignados para el próximo año a la ininterrumpibilidad (cantidad inferior a los 675 millones de este ejercicio) en el que "quien más bajo puja se lo lleva".

Un mecanismo que, a juicio del ministro, es "libre, competitivo y transparente" en el que todas las empresas tienen las mismas condiciones de acceso a las ayudas a la ininterrumpibilidad, por las que "muchas empresas tienen interés".

PONE EN RIESGO A LA INDUSTRIA

Por su parte, la nacionalista gallega Rosana Pérez ha acusado al Gobierno de tomar medidas en materia energética que "ponen en gravísimo e irresponsable riesgo a la industria, su competitividad y sus puestos de trabajo", sin que eso suponga ni una reducción de la factura eléctrica para los consumidores ni una disminución del déficit de tarifa.

"La electricidad no es un bien de consumo cualquiera, es fundamental para la industrialización, la competitividad y el mantenimiento de los puestos de trabajo. Y sus cambios regulatorios amenazan la viabilidad de las empresas grandes consumidoras de energía", ha añadido, insistiendo en varias ocasiones en que no sólo se refiere a Alcoa, sino a otras compañías como Ferrol Atlántica o Megasa.

En concreto, cree que el nuevo método de subasta puede llevar a "situaciones perversas" ya que la "falta de referencias de precios conocidos" impedirá a la industria prever y planificar sus inversiones, y también conllevará que empresas del mismo sector paguen precios distintos por la energía.

De hecho, ha añadido, "un importante número de empresas potencialmente beneficiarias" de las ayudas a la ininterrumpibilidad "han anunciado que recurrirán" la subasta, por lo que el BNG solicita al Ministerio que vuelva al mecanismo anterior mientras "reformula todo el sistema eléctrico", sacando de la factura los peajes y retribuciones y financiándolos con los Presupuestos del Estado, fijando tarifas especiales para las regiones productoras y excedentarias, y retribuyendo según tecnología de producción.

Con respecto al anuncio de ERE de Alcoa, Pérez ha criticado que el ministro "descargue toda la responsabilidad" en la empresa. "Usted es ministro del Gobierno, deje de eludir sus responsabilidades y de imputárselas únicamente a las empresas. No le niego que puedan tener intereses espurios, pero esto es el Parlamento, no la sede de la patronal, y usted es el ministro que ha ideado y aprobado el actual sistema. Por tanto, asuma su responsabilidad y actúe para que su sistema energético sea impulsor y no verdugo de miles de puestos de trabajo", ha exigido.

Además, ha reclamado a José Manuel Soria que "si tiene constancia, como ha dicho hoy con claridad, de que hay empresas que no fueron activas en la subasta" es su responsabilidad tomar medidas para que se garanticen los puestos de trabajo, porque eso es defender el interés general.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies