Economía.- Soria dice que España "no puede permitirse el lujo" de desconocer si tiene recursos en hidrocarburos

José Manuel Soria
EUROPA PRESS
Actualizado 08/12/2014 23:49:52 CET

Reconoce el "impacto" en las empresas de la reforma energética, pero dice que el Gobierno busca el "interés general"

BILBAO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado que el Gobierno autorizará las prospecciones de gas o petróleo siempre que éstas cumplan la normativa medioambiental, porque "España no se puede permitir el lujo de desconocer si tiene o no recursos en materia de hidrocarburos"

Durante la conferencia inaugural del Congreso Nacional de Directivos APD, que bajo el título "Reindustrializar para ganar", se celebra hasta este viernes en el palacio Euskalduna de Bilbao, Soria ha señalado la energía es un "elemento central" de la agenda de cualquier gobierno y ha apuntado que España tenía "algunos problemas serios", como la subida del precio de la energía del 70% acumulado entre 2002 y 2012, con la consiguiente "pérdida" de competitividad industrial.

Otro lo constituía el déficit "creciente" que se producía en el sector eléctrico por el "desfase" entre los ingresos y los costes del sistema, un desfase que, a día de hoy, es de 30.000 millones, y para 2013 estaba previsto 10.500 millones anuales adicionales.

Según ha explicado, el Gobierno ha ido adoptado medidas con dos objetivos, el de lograr una mayor seguridad energética y dar sostenibilidad al sistema, no solo en términos medioambientales, sino también económicos y financieros.

En relación a la seguridad, Soria ha señalado que España es un país que importa el 99,8% de los hidrocarburos que consume, de petróleo y gas, lo que provoca una factura anual en términos de balanza comercial de aproximadamente 37.000 millones de euros anual. "Los españoles nos gastamos cada día en comprar petróleo y gas 100 millones", ha añadido.

En este sentido, se ha preguntado si "teniendo en cuenta cuál es el componente del coste energético en la competitividad industrial, está España en condiciones de permitirse el lujo de dar la espalda a saber si y tenemos no tenemos recursos en materia de hidrocarburos".

Según el ministro, España se gasta diariamente 100 millones de euros en comprar gas y petróleo "que necesita para su industria". "Todos queremos una industria más competitiva, todos necesitamos una energía más barata, pero eso es incompatible con negarnos a saber si tenemos o no recursos en materia de hidrocarburos", ha manifestado.

Por ello, ha vuelto a preguntar si se puede "obviar la necesidad" de hacer sondeos, prospecciones o investigaciones de gas o petróleo. "¿Podemos darle la espalda a una realidad que ha sido el mayor cambio que se ha producido en la energía, a nivel mundial, en los últimos años, que es el shale gas en EE.UU.?", ha preguntado.

A su juicio, Europa no puede "permitirse volver la espalda" a "ese tipo de tecnologías no convencionales" cuando tiene "un serio problema de competitividad frente a China y EE.UU.". "El Gobierno piensa que hay lujos que nos podemos permitir, pocos, pero lujos que, desde luego, no nos podemos permitir, y uno de ellos es dar la espalda a conocer si realmente en España tenemos o no recursos en materia de hidrocarburos", ha afirmado.

Aunque ha reconocido que la autorización o no de estas prospecciones corresponde a las comunidades autónomas, ha añadido que también "es legislación básica del Estado desde 2013", por lo que "autorizarse o no, tiene que hacerse de acuerdo a esa legislación básica".

Por ello, ha advertido de que "cuando se soliciten sondeos, investigaciones o prospecciones para gas o para petróleo, sean con tecnología convencional o no convencional" y éstos "cumplan la normativa medioambiental" española, "que trae causa de la normativa europea, la más exigente de todo el mundo", se darán las autorizaciones oportunas. "España no puede permitirse el lujo de desconocer si realmente tenemos o no tenemos hidrocarburos", ha indicado.

MERCADO ÚNICO

Por otra parte, Soria, que ha defendido la necesidad de contar con la interconexiones necesarias para lograr un mercado único de la energía, ha señalado que no hay ningún sistema energético que se pueda sostener "con un creciente déficit" y, por ello, según ha apuntado, una parte de la reforma energética se dirigió a aumentar los ingresos del sistema y a disminuir los costes regulables.

Soria ha reconocido que la reforma ha tenido "impacto" en las empresas del sector, pero "cuando un gobierno toma medidas la premisa fundamental tiene que estar orientada al interés general. "El interés general en este caso era estabilizar y disminuir los precios de la energía y, en segundo lugar contener el déficit del sistema", ha añadido.

Según ha apuntado, las dos cosas "se están produciendo" y ha indicado que, por primera vez, en 2013 los precios de la energía bajaron un 3,7% y, de enero a septiembre de este año, lo han hecho un 6,9%. Según ha apuntado, la previsión es que este año caigan "por encima" de la disminución del pasado año.

"PESO INDUSTRIAL"

Por otra parte, Soria ha subrayado que Euskadi es "paradigma" de las "bondades" de una estructura económica donde la industria "ha sido importante y sigue siendo importante". En este sentido, cree que "lo será mucho más en el futuro".

El ministro ha indicado que en España, a lo largo de los últimos años, se vuelve a hablar "y mucho" de la industria, y cree que está en el "centro del debate" la necesidad de aumentar su peso, tras su caída "paulatina".

Soria ha indicado que no solo ha ocurrido en España, sino que, salvo excepciones como Alemania o países nórdicos, en general en Europa también se asiste a un "deterioro de la industria en el conjunto de la economía.

Tras subrayar las "bondades y fortalezas" del sector, ha señalado que el Ejecutivo ha actuado "en distintos frentes" para potenciar la industria, pero, principalmente, en dos, el primero de ellos el de dotar de estabilidad macroeconómica a la economía, que es una de las "condiciones necesarias e imprescindibles", sin la cual "no es posible el proceso de reindustrialización.

En este sentido, ha apuntado que hace años existían "desequilibrios graves y serios" que tenían a España "al borde del rescate, pero ha subrayado que se impulsaron iniciativas en tres ámbitos, el de la consolidación fiscal, el saneamiento del sector financiero y el impulso de reformas estructurales.

Soria ha indicado que han pasado tres años y España todavía tiene "problemas económicos serios" como la tasa de paro, que es la "mayor debilidad" de la economía española o contar con un endeudamiento "cercano al 100 por cien del PIB".

Sin embargo, ha apuntado que estos "desequilibrios" no deben impedir ver los "avances" que se están produciendo, como el hecho de que se hayan "sentado las bases" para la reindustrialización en España.

A su juicio, se ha "dejado atrás" la recesión y se está en una etapa de crecimiento, por lo que la "hoja de ruta" diseñada va "en el camino adecuado".

No obstante, ha indicado que hace falta "algo más" que la estabilidad macroeconómica para impulsar la industria y es una política industrial "activa", lo que, a su juicio, se ha hecho desde el gobierno, que cuenta con una "agenda" para el fortalecimiento inndustrial de España, que no solo tienen que ver con su ministerio.

En este sentido, ha asegurado que también se hace política industrial cuando se reforma el mercado laboral para dotarlo de una mayor flexibilidad, cuando se toman medidas para un "mayor caudal" de crédido, cuando se impulsan medidas para impulsar la internacionalización o mejorar la logística, o cuando se reforma el sector energético..

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies