Ecuador señala como una "obligación" el pago de 200 millones por las petroleras radicadas el país

Actualizado 21/10/2007 20:58:01 CET

MURCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, apuntó ayer que el pago de unos 200 millones de euros por parte de las empresas petroleras que operan en el país "no corresponde a una devolución, sino a unas obligaciones que deben cumplir".

Sobre las posibles reacciones de las petroleras a su decisión, Correa dijo darle "igual que se vayan, si es lo que quieren", y matizó que Ecuador "necesita la justa parte de los ingresos".

En 2006 el Gobierno ecuatoriano aprobó una Ley por la que obtenía al menos el 50% de las ganancias del petróleo. Correa dijo que ahora ha decidido aumentar al 99% ese porcentaje, por estimar que "es la cantidad justa para el pueblo ecuatoriano".

Según el presidente ecuatoriano no se trata de nacionalizar ningún recurso, como ocurrió en Bolivia, "dado que el petróleo siempre ha sido propiedad del Estado" de Ecuador, por lo que criticó que "incluso con la Ley y el decreto anterior, las petroleras sigan adeudando esta cantidad".

Al respecto citó el artículo 247 de la Constitución ecuatoriana que "recoge la propiedad del Estado de los recursos no renovables y, en general, de los productos del subsuelo, minerales y los que se encuentran bajo las aguas territoriales", y especificó que la explotación de estos recursos "puede ser llevada a cabo por empresas públicas, mixtas o privadas".

Así, Correa se remontó a principios de la década de los 90, cuando el precio de extracción del petróleo era superior al de su venta, motivo por el que Ecuador cambió los contratos de prestación de servicios que el país contrajo por contratos de prestación, en virtud de los cuales Ecuador obtenía el 18 por ciento de los beneficios.

"En ese momento Ecuador fue engañada, ya que si la extracción no era rentable no lo era para el país ni para las petroleras", criticó Correa. "Luego el precio del barril subió hasta los 80 dólares y la rentabilidad de las empresas llegó a superar el 200 por ciento, aunque seguían pagando al Estado ecuatoriano dos o tres dólares por barril", apostilló.

OLEODUCTO

En la presentación del 'Plan Retorno' de inmigrantes, también se refirió al oleoducto hasta Pernambuco (Brasil) establecido entre los gobiernos de este país y Venezuela.

Correa dijo que se trata de un elemento que "facilitará la cohesión y la integración regional", un proceso en el que dijo "participar plenamente con entusiasmo".

No obstante, apuntó que Gobierno de Venezuela y su presidente, Hugo Chávez "es quien menos necesita esta integración energética, ya que tiene 15 veces más petroleo que el resto de suramérica, y sin embargo es quien más la la impulsa".

Además, Correa citó el proyecto del gaseoducto iberoamericano "que muchos tachan de locura, aunque en Europa los hay más grandes todavía", por lo que recriminó las posiciones "elitistas de Europa" y se preguntó "por qué no se puede hacer allí lo mismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies